La bici pública llegará a Madrid en mayo y será eléctrica

madrid

| 09.04.2014 - 10:58 h
REDACCIÓN

La ciudad de Madrid contará desde el próximo mes de mayo con un sistema público de alquiler de bicicletas, denominado BiciMAD, que ofrecerá un total de 1.580 bicis eléctricas para desplazarse, en principio, por la almendra central de la ciudad.

La entrada en servicio de este sistema ha sido anunciado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la presentación de una campaña de concienciación del uso de la bicicleta que lleva por lema "Nos mueve el respeto, gracias Madrid", y que se puede ver desde el pasado lunes en autobuses, marquesinas y mobiliario urbano.

Esas 1.580 bicis se podrán alquilar y dejar, durante las 24 horas del día los 365 días del año, en 120 estaciones que ofrecerán un total de 3.000 anclajes. Lo que no está cerrado por ahora es el precio, que tendrá diferentes tarifas y se pagará desde el primer minuto, según han informado las asociaciones de ciclistas.

En enero de 2010, cuando el entonces delegado de Seguridad y Movilidad, Pedro Calvo, anuncio que el sistema público de alquiler de bicicletas entraría en funcionamiento en la primavera de 2011, se informó de que se establecería una cuota de 25 euros anuales y un precio de 30 céntimos por la primera media hora de uso.

"CAMBIARÁ EL PAISAJE URBANO"

Entonces se dijo que el sistema, que se iba a llamar MyBici, generaría unos 15.000 desplazamientos diarios, 10.000 directamente y otros 5.000 gracias al efecto "contagio" que causaría en potenciales usuarios.

La alcaldesa ha afirmado que "en mayo cambiará el paisaje urbano de la ciudad" cuando, además de las bicicletas públicas de alquiler, se pongan en servicio cerca de 70 nuevos kilómetros de "ciclocalles" y "ciclocarriles" para facilitar su implantación.

Ana Botella ha declarado que "hace años moverse en bicicleta por Madrid era un sueño en el que pocos creían y hoy es una opción real para desplazarse que cada vez elige un número mayor de madrileños".

De hecho, los datos indican que en la almendra central aumentó su uso un 17% entre 2012 y 2013, un aumento "significativo" que ha relacionado con el aumento de las infraestructuras ciclistas hasta los actuales 316 kilómetros de vías ciclistas, los 1.167 "aparcabicis" y las 76 líneas "avanza-bici" en los semáforos.

También tiene "mucho que ver", ha señalado, con el interés de las asociaciones ciclistas y ciudadanas sin cuya colaboración con el ayuntamiento no hubiera sido posible este cambio.

Botella ha manifestado que aún habrá que introducir "una serie de hábitos" para hacer compatible el uso habitual de la bici en medio del tráfico de la ciudad pero cree que con "respeto" y "una serie de pequeñas modificaciones", "la implantación de la bicicleta es algo imparable" y un "camino sin retorno".

También ha comentado que es verdad que hay ciudades de Europa "más llanas" que Madrid pero "con unos climas que teóricamente hacen más difícil ir en bicicleta" y ha apostado porque "las ciudades del futuro serán verdes o no serán".