La basura inunda Barajas

Cuarta jornada de la huelga indefinida de los trabajadores de la limpieza

Los empleados de Eulen, que prestan servicio en la T4 se han sumado hoy a la huelga

Termina sin acuerdo la reunión con los sindicatos

madrid

| 28.01.2013 - 12:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La suciedad sigue acumulándose en las terminales 1, 2 y 3 del aeropuerto madrileño de Barajas en la cuarta jornada de la huelga indefinida de los trabajadores de la limpieza de la empresa Pilsa, a la que hoy se han unido también los empleados de Eulen, que prestan este servicio en la T4. Botellas de plástico, periódicos, restos de envases de alimentos e incluso zapatos se acumulan a lo largo de los pasillos, especialmente en los alrededores de los accesos de seguridad a las zonas de embarque de las antiguas terminales.

En la T4 los efectos de la huelga son aún hoy imperceptibles a diferencia de lo que sucede en las antiguas terminales de Barajas, donde la basura se acumula en las terminales, con centenares de botellas de plástico, restos de envases de alimentos, papeles y hasta ropa y zapatos cubriendo el suelo y parte del mobiliario de las instalaciones.

El personal de algunas compañías aéreas ha decidido limpiar sus mostradores de facturación y parte de sus oficinas, lo que ha levantado las quejas de las limpiadoras, que esta mañana también protestaron por la colocación de contenedores en el control de seguridad de acceso a la zona de embarque de la T1.

La concentración de empleados ante el citado control y la negativa del comité a iniciar la reunión prevista con la empresa, logró la retirada del contenedor, que, según Aena, "se había colocado por error".

Fuentes del Comité de Empresa de Eulen han explicado que durante toda la jornada de ayer, domingo, estuvieron reunidos con la empresa para tratar de llegar a un acuerdo y evitar la huelga, aunque no fue posible.

REDUCCIÓN DE 400 A 500 EUROS

El paro ha sido convocado ante la pretensión de la empresa adjudicataria del servicio, Eulen, de aplicar el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores y modificar sustancialmente las condiciones laborales.

En este sentido, los representantes de los trabajadores explicaron que Eulen pretende bajar un 40% el sueldo a los 300 empleados de la plantilla y aplicarles el convenio sectorial de limpieza de edificios y locales de la Comunidad de Madrid, con lo que además perderían las mejoras del suyo.

Esta reducción supondría "unos 400 a 500 euros al mes a trabajadores que cobran una media de 1.200 euros", mientras que los del fin de semana perderían "unos 300 euros, cuando cobran entre 800 y 900 euros", según las fuentes.

La empresa justifica la rebaja salarial por la decisión del ente público AENA de reducir un 20 % la cuantía del contrato en la prórroga de la gestión del servicio durante 2013.

Esta decisión también ha afectado al resto de empleados de la limpieza de Barajas, como es el caso de los de Pilsa, a los que la empresa ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), con 54 despidos.

NUEVA REUNIÓN

La huelga de limpieza de las terminales 1, 2 y 3 de Barajas continúa al haber terminado sin acuerdo la reunión de hoy entre los sindicatos y la empresa Pilsa, que mantiene su intención de despedir a 54 empleados en el marco de un ERE a los trabajadores del aeropuerto, donde se sigue acumulando la basura. Así lo han manifestado fuentes del comité de empresa al término de la reunión, aunque no han querido dar más detalles hasta que no se celebren las asambleas de trabajadores, previstas para esta tarde y mañana, martes, para analizar los resultados de la última reunión del período de consultas entre sindicatos y compañía.

El comité de centro de Aena-Barajas ha emitido un comunicado de apoyo a los trabajadores de la limpieza "en defensa de los puestos de trabajo y derechos laborales frente a las políticas de 'austericidio'".