La auxiliar de enfermería Teresa Romero evoluciona favorablemente

Las 15 personas ingresadas en el Hospital Carlos III de Madrid siguen asintomáticas

Los médicos que la atienden esperan que dé ya negativo y la carga viral se reduzca a cero

madrid

| 18.10.2014 - 12:20 h
REDACCIÓN

La auxiliar de enfermería infectada de ébola, Teresa Romero, "evoluciona favorablemente" en el hospital Carlos III de Madrid, donde se esperan los resultados de unos nuevos análisis entre hoy y mañana que confirmen que está libre del virus.

De hecho, los médicos que la atienden esperan que dé ya negativo y que la carga viral en las células se haya reducido a cero en las pruebas que le practicarán este fin de semana.

De su estado de salud ha informado hoy en un comunicado el Comité Especial para la gestión de la enfermedad por el virus de Ébola, que ha señalado también que las quince personas que permanecen aisladas en el Carlos III por haber mantenido contacto con la paciente siguen todas ellas asintomáticas.

Además, los cuatro que están en investigación, tanto en Madrid como en Canarias, han dado negativo en los primeros análisis PCR -una técnica de biología molecular que facilita identificar el virus-, que se les han realizado.

Se trata de un misionero de la Orden de San Juan de Dios, un viajero procedente de Nigeria, un cooperante canario que había estado en Sierra Leona (que permanece ingresado en Tenerife) y un hombre que usó la misma ambulancia que trasladó a Romero desde su casa al hospital de Alcorcón.

A estas cuatro personas se les volverá a hacer un segundo análisis pasadas 72 horas para corroborar que no están infectados.

Ayer se cumplió el plazo de 21 días posteriores al contacto con el misionero Manuel García Viejo, que fue tratado por ébola en el Hospital Carlos III y falleció el pasado 26 de septiembre, para descartar más contagios por esta causa.

A pesar de los esperanzadores datos clínicos, la gestión de la crisis del ébola ha vuelto a estar hoy presente en los actos políticos de la oposición.

LA OPOSICIÓN ARREMETE CONTRA EL GOBIERNO POR LA CRISIS DEL ÉBOLA

Así, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha lamentado que España tenga "una vicepresidenta que se ocupa de la Sanidad, una ministra de Sanidad que no se ocupa de nada y un presidente ausente", que se ha convertido en "presidente del desgobierno".

En el Congreso Extraordinario del PSOE de Castilla y León, en Valladolid, Sánchez he expresado el "cariño" hacia Teresa Romero y su familia y su apoyo a los profesionales de la sanidad pública, que desempeñan una "tarea ardua", a pesar de los "recortes".

El líder socialista ha expresado que los sanitarios le transmiten "desvergüenza", "desinformación", "desamparo" y "desmantelamiento de la sanidad pública", mientras que los responsables de Médicos Sin Fronteras han hecho un llamamiento para combatir el ébola en África.

En este punto, Sánchez ha recordado que una de las "herencias" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue precisamente el incremento de la ayuda para la cooperación al desarrollo, por lo que se ha comprometido a recuperar esa dinámica si llega a gobernar.

También el coordinador general de IU, Cayo Lara, ha abogado por combatir la enfermedad en los países de origen y ha calificado de "vergüenza para el país" la partida del 0,17 % de la Renta Nacional Bruta que contemplan los Presupuestos Generales del Estado para cooperación internacional.

Lara, en un acto en Granada, ha considerado que la ministra de Sanidad, Ana Mato, que, a su juicio, ha sido cesada "de facto" por el Gobierno, al eliminarla del gabinete de crisis creado tras la hospitalización de Teresa Romero, debería dimitir por su "desastre" de gestión de la crisis del ébola.

La cobertura informativa del ébola en España ha sido también objeto de crítica por parte del presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), Alipio Gutiérrez, quien en una entrevista con Efe ha considerado que "se han traspasado las líneas rojas del tratamiento de la información".