La Audiencia de Madrid juzga a una enfermera que falsificó recetas | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La Audiencia de Madrid juzga a una enfermera que falsificó recetas

Piden cinco años de cárcel para ella

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará a partir de este martes a unos padres por encerrar en julio de 2013 a su hija de 16 años con un candado en una habitación, durante dos días, después de que llegara una hora tarde de una fiesta y por pegarla. Esta pareja será juzgada por la comisión de un delito de detención ilegal y otro de lesiones en el ámbito de la violencia doméstica. El fiscal solicita para cada uno de ellos una pena de seis años de prisión.

madrid

| 24.02.2015 - Actualizado: 15:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid celebra este martes la vista oral del juicio contra Virginia F.G. por la supuesta comisión de un delito continuado de falsedad en documento oficial en concurso medial con una falta continuada de estafa, por lo que la Fiscalía solicita una pena de cinco años de prisión.

Tal y como se desprende del informe de calificación provisional elaborado por el Ministerio Público, la acusada, entre el 18 de noviembre de 2011 y el 21 de febrero de 2012, era enfermera adscrita al Centro de Salud 'Guzmán el Bueno', dependiente de la Dirección Asistencial Centro de Madrid.

A sabiendas de que los médicos del centro dejaban firmadas en blanco recetas a fin de que, en caso estrictamente necesario, las enfermeras de servicio hicieran uso de ellas, cumplimentando los datos relativos a los pacientes crónicos y a la medicación prescrita a dichos enfermos, aprovechando su condición de enfermera y con el propósito de obtener un beneficio, cogió, al menos, 68 recetas firmadas.

En el apartado correspondiente a la prescripción escribió el nombre de medicamentos psicotrópicos tales como lexatín, lorazepam y trankimazín y, en el apartado correspondiente al paciente, consignó su nombre y datos personales, logrando así su correspondiente expedición por las farmacias. El importe abonado por el Servicio Madrileño de Salud por estas recetas asciende a la cantidad de 114,30 euros.