La Audiencia de Madrid delibera sobre el incidente de tráfico de Aguirre

La resolución está previsto que se conozca en los próximos días

Esperanza Aguirre

madrid

| 29.04.2015 - 08:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Audiencia Provincial de Madrid ha deliberado hoy sobre los recursos presentados contra el archivo del incidente de tráfico de la presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre, pero la resolución no está previsto que se conozca hoy, sino en los próximos días.

Según han confirmado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Sección Sexta de la Audiencia madrileña ha deliberado durante la mañana de hoy sobre los recursos presentados por la Fiscalía y la acusación particular contra el archivo de las actuaciones decretado a finales de enero por el titular del Juzgado de Instrucción 4, Carlos Valle.

El fallo de los magistrados, que han deliberado también sobre otros asuntos, se conocerá previsiblemente en los próximos días, según las mismas fuentes.

El magistrado Carlos Valle acordó el sobreseimiento provisional del caso al considerar que no ha quedado probado que Esperanza Aguirre desobedeciera a los agentes ni que lesionara a uno de ellos con su vehículo.

La defensa de uno de los agentes de movilidad implicados en el suceso y la Fiscalía recurrieron, y ahora la Sección Sexta de la Audiencia de Madrid resuelve.

Se trata de la misma Sección que el pasado mes de septiembre ordenó que Aguirre fuera juzgada por un posible delito de desobediencia a los agentes de la autoridad y no por una falta, en contra del criterio del juez instructor y de la Fiscalía.

Los magistrados dictaminaron entonces que los hechos "sí revisten provisionalmente caracteres de delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal".

Además, subrayaron que los hechos que se le imputaban a Aguirre "vendrían a suponer una desobediencia tenaz, contumaz y rebelde, decidida y determinante, representada por múltiples actos concretos de desobediencia" a los agentes de Movilidad y de la Policía Municipal que la multaron.

El incidente ocurrió el 3 de abril de 2014, cuando la presidenta del PP de Madrid paró su vehículo en el carril bus de la Gran Vía madrileña para sacar dinero de un cajero y dos agentes de movilidad acudieron al lugar para imponerle una multa.

Una vez que la presidenta del PP en Madrid llegó al coche, los agentes le pidieron la documentación para completar el trámite y en un momento dado ella se marchó, derribando una de las motos de los funcionarios; según su versión porque ya había entregado todo lo necesario, y según los agentes sin completar el trámite.

Aguirre condujo hasta su casa, hasta donde le siguieron agentes de movilidad y policías municipales.