La Asamblea pide la dimisión o cese "inmediato" del consejero de Sanidad

La oposición reprueba a Sánchez Martos con los votos de PSOE, Podemos y Ciudadanos

Sánchez Martos: "No voy a dimitir porque la sanidad madrileña es la mejor del mundo"

madrid

| 22.06.2017 - 12:40 h
REDACCIÓN

El Pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado hoy con los votos de los tres grupos de la oposición (Podemos, PSOE y C's) una proposición no de ley que reprueba la actuación política del consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, y exige su dimisión o cese "inmediato".

El texto ha sido presentado por Podemos, cuya diputada regional Mónica García ha acusado al consejero de no tener "ningún proyecto" para la sanidad de Madrid "más allá de una suerte de decisiones arbitrarias e impulsivas tomadas a veces desde el desconocimiento y a veces incluso desde la prepotencia del cargo público que ostenta".

"Sus ocurrencias tendrían cabida en una película de José Luis Cuerda del tipo de 'Amanece que no es poco', pero nos limitaremos a reprobarlo por su incompetencia en el papel principal de 'gestione la sanidad, que no es poco'", ha dicho.

El diputado de Ciudadanos Enrique Veloso criticó la "nula planificación" de la citada consejería y la "improvisación y desatino, que no compartimos", del consejero.

El diputado socialista José Manuel Freire criticó la gestión de Sánchez y sus contrataciones de personas "para altos cargos por servilismo y cultura cortesana". "Elevamos el tiro y reprobamos en su persona también a la presidenta regional, porque no tienen visión de futuro", manifestó.

La diputada del PP Regina Plañiol calificó esta iniciativa de la oposición de "injusta, falaz, inconsecuente y mezquina" y rechazó la reprobación del consejero, del que destacó que "está entregado a conseguir la mejor sanidad de España". Destacó los "logros" del consejero y criticó la "frivolidad de la oposición".

Sánchez Martos recibió fuertes críticas la pasada semana cuando dijo que el remedio para la ola de calor en los colegios no es el aire acondicionado y se mostró partido de ventilar las aulas, hidratarse y hacer abanicos de papel: "Es una terapia ocupacional muy importante para los niños haciéndolo como lo hacíamos cuando éramos pequeños: dobla, dobla, dobla...y tienes un abanico", señaló.

LO HABÍAN ADELANTADO

Los grupos de la oposición en la Asamblea habían adelantado que votarían a favor de la reprobación del consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos al considerar que "no es apto" para dirigir la Consejería, después de su recomendación de hacer abanicos de papel para combatir la ola de calor en las escuelas.

"Quizás Cristina Cifuentes pensó que lo más oportuno para tapar los desastres en la sanidad que se venían produciendo en las ultimas legislaturas era poner a un charlatán", ha dicho Ruiz-Huerta a su llegada a la Cámara regional.

A su juicio, lo único que ha hecho ha sido "deteriorar y deteriorar el conflicto con los profesionales que se sienten maltratados", al tiempo que ha comentado que "no hay ninguna previsión, ningún plan y ninguna organización de como acometer cosas que son normales en una ciudad de tantos habitantes como es la Comunidad de Madrid".

Por ello, ha emplazado a la presidenta regional que, si de verdad se considera "regeneradora", solo tiene que "respetar la voluntad" de la Asamblea y destituir al consejero de Sanidad, quien ya ha anunciado que no dimitirá aunque la mayoría parlamentaria vote a favor en su reprobación.

Según la parlamentaria, la presentación de esta iniciativa está motivada por "el desastre" de la Sanidad madrileña, con la "descapitalización de los servicios públicos, el "mal estado" de las infraestructuras, "plagas de insectos", "caída de techos" y la "enorme deuda" provocada por la gestión de los hospitales de gestión privada.

Para el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, Sánchez Martos "se ha ganado a pulso" la reprobación, ya que "ha agotado todo el carrete de improvisaciones, de chascarrillos, de bromas y de no estar donde tiene que estar".

Por ello, su grupo parlamentario votará a favor en la reprobación, que ha considerado que es "un buen ejercicio" para "concienciar" a la presidenta regional de que "tal vez no es el candidato idóneo para ocupar la Consejería". "Es Cifuentes quien tiene que decidir de qué personas se rodea al frente de cada Consejería", ha señalado.

Por su parte, el portavoz socialista, Ángel Gabilondo esta reprobación no es "nada personal" con el consejero, sino contra la "política sanitaria en Madrid". "Si se cambia al consejero eso es cosa suya, pero que el cambio de las políticas es una demanda evidente", ha dicho Gabilondo, y ha añadido que el PSOE-M no quedará satisfecho si cambian a Sánchez Martos y se continúan las mismas políticas.

Por ello, ha asegurado que su grupo votará a favor de la iniciativa, que es una "llamada de atención" a la forma de entender la Sanidad por el Gobierno de Cristina Cifuentes. "Estos son puros fuegos de artificio", ha dicho el portavoz del PP, Enrique Osorrio, quien ha explicado que las proposiciones no de ley suponen que los grupos manifiestan su opinión sobre un determinado asunto.

Para Ossorio la Consejería de Sanidad ha llevado a cabo "una gran labor", por lo que no entiende "la actitud de Ciudadanos" de reprobar a Sánchez Martos debido a que el Gobierno regional está cumpliendo "a rajatabla" el acuerdo de investidura en materia sanitaria.

SÁNCHEZ MARTOS MUESTRA SU "TRISTEZA Y PERPLEJIDAD" Y ASEGURA QUE NO DIMITIRÁ

El consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ha manifestado hoy su "tristeza" y "perplejidad" después de que la Asamblea de Madrid haya votado a favor de su reprobación y cree que "no sería justo" que presentara su dimisión porque "la sanidad madrileña es la mejor sanidad del mundo".

"No lo entiendo, es total y absolutamente injusto si nos ceñimos a los datos", ha apuntado, al tiempo que ha destacado algunas actuaciones de su Consejería, como la apertura de quirófanos por las tardes y los fines de semana.

El consejero ha dicho que "no sería justo" que presentara su dimisión porque, entre otros motivos, estaría siendo "injusto" con su equipo. "Respeto la opinión de todos los diputados pero no voy a presentar mi cese, no voy a dimitir porque la sanidad madrileña es la mejor sanidad del mundo", ha sostenido.

A su juicio, los tres grupos de la oposición "no han dado un solo dato" en el debate de la reprobación, presentada por Podemos en forma de proposición no de ley, y se han limitado a dar opiniones.

"Cuando me dicen vas a dimitir tengo que hacer autocrítica, tengo que mirar los resultados de cómo estaba la sanidad madrileña cuando llegó Cristina Cifuentes al Gobierno y cómo está ahora", ha comentado.

En este punto, ha señalado que anteriormente se hacían más de 1.200 intervenciones quirúrgicas en centros privados y ahora la cifra se ha reducido a "ocho o nueve". "¿Eso es privatización?", ha preguntado.

Por otro lado, ha asegurado que ahora tiene "muchísima más ilusión" por seguir al frente de la Consejería de Sanidad. "Esta reprobación para lo único que me ha servido personalmente y profesionalmente es para decirme que tengo que seguir trabajando y con más fuerza", ha concluido.