La Asamblea de Madrid celebrará las dos últimas sesiones plenarias de 2014

Hemiciclo de la Asamblea de Madrid

madrid

| 14.12.2014 - 14:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Asamblea de Madrid celebrará la próxima semana las dos últimas sesiones plenarias de 2014, un año que se cerrará tras la aprobación de cuatro leyes y en el que los diputados han tenido que capear los extensos debates parlamentarios sin cafetería y arreglárselas con máquinas de bocadillos, refrescos y café.

El año comenzó con los grupos de la oposición reiterando sus quejas por la duración de los plenos de los jueves, que en muchos casos se prolongan hasta la madrugada de los viernes, por lo que los parlamentarios madrileños intentan sobrellevar las horas de espera en la cafetería de la Asamblea, que en muchas ocasiones se convierte una especie de "hemiciclo alternativo de segunda lectura".

Sin embargo, quien era concesionario de la cafetería, el presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, dio la espantada en agosto y dejó huérfanos a sus señorías del servicio de restauración.

Así pues, a la vuelta del verano, el Parlamento regional acogió una de sus grandes citas anuales, el debate del estado de la región, y lo hizo ya sin cafetería.

En lugar de ésta, se instalaron unas máquinas expendedoras de bebida y comida, ante las que se agolparon diputados, trabajadores de la Asamblea, invitados y periodistas.

BALANCE LEGISLATIVO

En cuanto a la actividad legislativa de la Cámara, el año finalizará con la aprobación de cuatro leyes: dos "de obligado cumplimiento", la de presupuestos y la de acompañamiento, así como la Ley de Adaptación del Régimen Local y la que regula la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios.

La Cámara también dio luz verde en el mes de julio, en el que se realizaron dos plenos extraordinarios, al dictamen sobre la reforma de la ley electoral, que fue respaldado en solitario por el PP.

Finalmente, el texto establece que la reforma electoral se pueda llevar a cabo sin modificar el Estatuto de Autonomía -cuyo cambio exige una mayoría reforzada de dos tercios de la Cámara-.

El dictamen aboga también por una reforma que tome como modelo el sistema electoral alemán para elegir a un número de diputados de forma directa -el PP apuesta por que un tercio de los diputados de del Parlamento madrileño sean elegidos de forma directa en 43 distritos electorales-.

Sin embargo, desde su aprobación, poco, por no decir nada, se ha vuelto a oír de esta reforma electoral, que parece haber pasado a dormir -al menos por el momento- el sueño de los justos.

BAILE EN LOS ESCAÑOS DEL GOBIERNO

El año que ahora termina ha visto cómo el escaño del consejero de Sanidad ha estado ocupado por tres inquilinos, curiosamente todos ellos llamados Javier: Javier Fernández-Lasquetty; Javier Rodríguez, y Javier Maldonado.

Tras la salida en enero de Fernández-Lasquettty del Ejecutivo por la paralización del proceso de externalización de la gestión de seis hospitales públicos, tomó el relevo Rodríguez, quien comenzó precisamente en la Asamblea su particular retahíla de polémicas declaraciones sobre Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que superó el ébola, y que finalmente le costaron el puesto, aunque sí continúa como parlamentario regional.

OPERACIÓN PÚNICA

Quien ha dicho definitivamente adiós a su escaño en el Parlamento regional ha sido Francisco Granados, que, allá por el mes de febrero, presentó su renuncia al acta de diputado tras conocerse que tuvo una cuenta en Suiza con 1,5 millones de euros.

Pero la caída en desgracia del ya exdiputado y antiguo consejero del Gobierno de Esperanza Aguirre fue incluso en aumento y a finales de octubre dio con sus huesos en la cárcel después de ser detenido en el marco de la operación Púnica.

FINAL DE LEGISLATURA

Tras el doble pleno de los próximos miércoles y jueves, la Asamblea concluirá el actual período ordinario de sesiones y se prepara para afrontar el último de la legislatura, que comenzará en febrero y que finalizará con la cita electoral de mayo.

De cara a esas elecciones, los grupos parlamentarios de la oposición ya han elegido sus cabezas de cartel: Tomás Gómez (PSM); Tania Sánchez (IU), y Ramón Marcos (UPyD).

Por el contrario, los populares siguen aún sin saber si Ignacio González será el aspirante a la Presidencia del Gobierno de la Comunidad, aunque, al menos, sí podrán sobrellevar esta espera e incluso si lo precisan, aplacar los nervios con una tila en la cafetería que la Asamblea, que previsiblemente antes de fin de año volverá a prestar servicio con un nuevo concesionario.