La alcadesa de Valdemorillo aparta a cuatro concejales del equipo de gobierno

madrid

| 10.04.2017 - 14:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Cambios en el Gobierno de Valdemorillo. La alcaldesa ha firmado un decreto para apartar de sus funciones a cuatro concejales. Tres, de Sí se Puede, y uno, de Izquierda Unida. La decisión está motivada según la alcaldesa, por la falta de cohesión y coordinación.

Así, según han informado fuentes del Equipo de Gobierno, se retira a Nicolás Bayarri la Concejalía Delegada de Economía, Hacienda y Administración Electrónica; a Gabriel Bayarri la Concejalía Delegada de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes; a Silvia Ruz, la Concejalía Delegada de Recursos Humanos, Sanidad y Servicios sociales; a Rosario Cámara la Concejalía Delegada de Medio Ambiente y Adjunta de Urbanizaciones.

Igualmente se revoca el nombramiento de Nicolás Bayarri como Primer Teniente de Alcalde y, al igual que Rosario Cámara, se le retira como miembro de la Junta de Gobierno Local.

Con la expulsión, fuentes municipales han confirmado a Europa Press que el Gobierno local queda formado por tres concejales de Progresistas de Valdemorillo, uno de Vecinos de Valdemorillo y uno de UPyD. En la oposición estarán cinco concejales del PP, tres de Sí se Puede ACM, dos de Ciudadanos, uno de Izquierda Unida y uno del PSOE.

En el decreto de revocación de competencias, al que ha tenido acceso Europa Press, se justifica la medida "en aras e evitar los perjuicios" que pudieran derivar de la "falta de la necesaria cohesión y coordinación" que "debe existir" entre los miembros del Equipo de Gobierno municipal para "el buen desarrollo de su gestión".

CONTESTACION DE SI SE PUEDE

Por su parte, Sí se Puede ACM ha emitido un comunicado en el que explican que durante estos dos años en el Equipo de Gobierno han tratado de "fijar un calendario y una serie de indicadores objetivos" que "facilitaran la ejecución de los 20 puntos acordados".

"En la misma línea, considerábamos necesario implantar unos adecuados criterios de seguimiento y evaluación del trabajo del Equipo de Gobierno. Para nosotros es imprescindible que los políticos rindamos cuentas a la ciudadanía porque de otro modo es difícil que juzguen si hemos cumplido lo que prometíamos. Además de ello, nos parece una forma de trabajar bastante más productiva y más presentable", señalan.

"Hemos podido observar en este tiempo que la alcaldesa lidera una forma de trabajar muy deficitaria: más regresista que progresista; que se mueve más a gusto en lo oscuro que en lo abierto; que se guía más por la improvisación que por un plan de trabajo solvente. Y así es imposible cumplir con la palabra dada a nuestros vecinos", indica el documento.

Así, recogen que después de haber intentado "sin éxito" que aceptara unos "mínimos estándares objetivos" para ejecutar y "medir" su labor hicieron público el documento denominado "Puntos a mejorar basados en el acuerdo de coalición". "Se hizo público con la intención de cualquiera pudiera conocer lo que reivindicábamos y, también, para ejercer cierta presión que obligara a que nos sentáramos a negociar sobre ello", aclaran.

"En este contexto, un mes después de hacer público el escrito, la alcaldesa nos convocó a una reunión en la que ya tenía tomada la decisión de romper el pacto. Ni siquiera permitió que argumentáramos nuestra postura. Ahora sabemos que antes de la reunión ya tenía hecha la nota de prensa de la ruptura. Y la verdad es que no tenemos claro si ello está inspirado en el "talante y la predisposición" o en la "actitud conciliadora y flexible" de la que presume", puntualizan.

En cuanto al comunicado emitido por la alcaldesa anunciando la ruptura del pacto, califican de "auténtica barbaridad" la afirmación de la regidora de que las intenciones de Sí se Puede ACM estaban al "margen de lo que es la institución constitucional y legalmente establecida". "Se trata de una calumnia que exigimos que sea probada o, de lo contrario, se retracte públicamente de tal insulto", especifican.

"A lo mejor lo que en realidad le preocupa a la señora alcaldesa y a Progresistas es que nos empeñemos en hablar de transparencia, de modernización administrativa, de participación ciudadana, de declaraciones de bienes, de intereses espurios, de beneficios familiares con una nueva ordenación urbana o de la relación de las empresas de los miembros del Equipo de Gobierno con los contratos que adjudica el Ayuntamiento. Esas parecen ser las "diferencias irreconciliables" que no pueden aceptar", subrayan.

Acusan a la alcaldesa de "cerrar la puerta" a la "más mínima negociación" con 'Sí se puede' e 'IU Valdemorillo' y se preguntan si "también considerará todo un acierto retirar de un día para otro" las delegaciones de cuatro concejales con atribuciones "muy importantes" como Hacienda, Servicios Sociales, Personal, Juventud, Deportes, Medio Ambiente "dejando multitud de proyectos a medias".

"Frente a su palabrería vacía y a la poca calidad de la política que ofrece con sus actos, ahí tiene el ejemplo de cuatro concejales que han preferido arriesgar su sueldo y sus delegaciones hasta perderlos, antes que traicionar sus principios políticos y la palabra dada a los ciudadanos de Valdemorillo", aseguran.

"Visto lo visto durante estos dos años y en los últimos acontecimientos, parece que la alcaldesa sigue empeñada en que la improvisación, la gestión deficitaria, la baja calidad política, el autoritarismo y los intereses espurios sean los valores que presidan su Equipo de Gobierno en minoría. Nosotros nos bajamos de ese barco a la deriva. No le quepa duda de que encontrará en este grupo político la oposición que merece", concluyen.