La adjudicataria de BiciMAD pierde 300.000 euros mensualmente

Cien bicis de BiciMAD son abandonadas al día

La empresa teme ir a un concurso de acreedores sin la ayuda del Ayuntamiento

El Ayuntamiento "piensa en posibilidades" en el caso de que la concesionaria de BiciMAD entrara en concurso de acreedores

madrid

| 21.10.2015 - 13:57 h
REDACCIÓN

La empresa Bonopark, que gestiona el servicio público de alquiler de bicicletas BiciMad, pierde 300.000 euros al mes y ha avisado al Ayuntamiento de Madrid de que en caso de seguir así deberá presentar un concurso de acreedores, ante lo que el equipo de Gobierno ha mostrado su voluntad de ayudar. Así lo ha anunciado en la comisión del ramo el coordinador del área de Medio Ambiente y Movilidad, José Antonio Lázaro, que ha denunciado que como consecuencia de los "nefastos contratos" negociados por el PP, las empresas que trabajan con el Ayuntamiento "van a la quiebra".

Lázaro ha anunciado que el próximo lunes habrá una reunión entre el Ayuntamiento y Bonopark con el objeto de negociar las condiciones del contrato y evitar la presentación del concurso: "Estamos presionando a la empresa pero hasta cierto punto, porque ¿qué hacemos con ella, nos encontramos con un muerto viviente dentro de la ciudad?".

A preguntas de los grupos de la oposición -PP, Ciudadanos y el PSOE-, Lázaro ha admitido que el servicio de préstamo de bicicletas "es magnífico" y ha apuntado que "el horror" es "el contrato", por el que la empresa pierde 300.000 euros al mes.

El viernes, ha indicado el director general, Bonopark presentó una petición de equilibrio económico y advirtió de que irían al concurso de acreedores si no mejoraban la situación: "-En ese caso- nos encontraremos con un muerto en la ciudad y este equipo de Gobierno no lo va a permitir; buscaremos las soluciones adecuadas".

El Ayuntamiento, a la vez que "avanza" en dar soluciones a los problemas de Bicimad, señala que la empresa "tiene mucha culpa" puesto que debería destinar más recursos a la mejora del servicio, aunque ha valorado que ya ha cambiado el software y esté trabajando en solucionar los problemas de los anclajes (no sujetan bien las bicicletas y, al quedar sueltas, se favorecen los robos).

Por ello, el criterio del equipo de Gobierno de Ahora Madrid es el de "favorecer" y "ayudar" al buen funcionamiento del servicio: "Tendremos que buscar la mejor solución para que funcione, porque al final si el Ayuntamiento se tiene que quedar con el servicio lo hará pero no es esa la intención".

La empresa puso en funcionamiento 1.000 bicicletas nuevas en septiembre, que son, no obstante, insuficientes para cumplir con las 2.028 bicicletas pactadas con el Ayuntamiento.

Por su parte, la directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental, Paz Valiente, ha calificado la prestación del servicio como "en general positiva" y ha destacado que ha sido muy bien acogido por madrileños y visitantes, como demuestra que ya hay más de 55.000 abonados nominales y 18.000 ocasionales, y 14.000 usos diarios, aunque ha reconocido que también se han registrado "quejas".

Sobre esas protestas han hablado los concejales de la oposición como el socialista José Manuel Dávila, que ha reprochado la falta de bicicletas en la calle y que muchas de ellas sean defectuosas, por lo que ha instado al Ayuntamiento a ejercer un control sobre la empresa y a tomar medidas si sigue fallando el servicio.

El concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo se ha cuestionado cómo desde el equipo de Gobierno se puede valorar muy bien el servicio cuando los GPS no funcionan en tiempo real, se han perdido 1.600 bicicletas que en su mayoría no se han repuesto y muchas de las que están en marcha son defectuosas.

"Usted heredó un sistema que funcionaba y que ha ido a peor", ha reprochado el concejal popular Álvaro Gónzalez, que considera que la reposición de bicicletas debe ser mucho más rápida y que no está bien que el servicio diario ofrezca en ocasiones la mitad de las bicicletas que deberían. "Vuélquense en Bicimad", ha pedido.

EL AYUNTAMIENTO ESTUDIA POSIBILIDADES EN EL CASO DE QUE LA CONCESIONARIA ENTRARA EN CONCURSO DE ACREEDORES

El Ayuntamiento de Madrid, concretamente la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, "piensa en posibilidades" en el caso de que Bonopark, la concesionaria del servicio de préstamo de bicicletas BiciMAD entrara en concurso de acreedores.

Así lo ha avanzado este jueves la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, que ha detallado que la empresa ha pedido al Consistorio un reequilibrio económico de 3,6 millones de euros.

Maestre ha recordado que Ahora Madrid ha heredado este contrato, otorgado con "adjudicaciones a la baja que repercuten en el servicio". Sí ha asegurado que el Gobierno municipal tiene una "apuesta firme" con este servicio.

Hasta el momento se ha negociado con la empresa para que se cumplan las condiciones en lo que tiene que ver con el número de bicis. También ha apuntado que el vandalismo no es el principal problema sino que está más relacionado con el sistema de anclajes. Desde agosto se ha pedido a Bonopark su revisión y que en su centro "haya más personal que en tiempo real responda a las demandas de los usuarios".