La adhesiones de empresas al sistema de arbitraje se elevan un 90%

(Archivo)

madrid

| 16.09.2013 - 08:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las adhesiones de empresas al sistema de arbitraje de consumo se ha incrementado un 89,4% en la Comunidad de Madrid con respecto al pasado año, con 161 sociedades inscritas más, según el balance de los ocho primeros meses del año de la Junta Arbitral Regional de Consumo.

Según los datos facilitados por la Comunidad de Madrid, al término de agosto se alcanzaron 14.190 adhesiones de empresas a este sistema de resolución de conflictos.

Entre enero y agosto las solicitudes de arbitraje se elevaron un 33,3%, con 5.249 nuevos casos.

La mayor parte de las nuevas compañías que han optado por el arbitraje pertenecen a los sectores de fontanería, electricidad, instaladores de gas y comercio minorista.

De las 5.249 solicitudes de arbitraje que la dirección general de Consumo de la Comunidad de Madrid recogió hasta septiembre, un total de 1.345 fueron resueltas en la fase de mediación previa.

En los ocho primeros meses del año, los árbitros de la Junta Arbitral Regional de Consumo -empleados públicos de la Comunidad de Madrid y representantes de asociaciones de consumidores y empresarios- celebraron 1.147 audiencias y dictaron un total de 1.156 laudos de obligado cumplimiento.

En los procedimientos de arbitraje, el ciudadano que plantea una reclamación contra una empresa debe presentar una solicitud a la Junta Arbitral Regional.

A continuación, la Junta estudia el problema e intenta una mediación previa.

En el caso de no alcanzarse una solución consensuada, el asunto se somete a la decisión de un órgano arbitral en caso de que la empresa reclamada esté adherida al sistema o haya aceptado el arbitraje de manera puntual para este caso concreto.

El sistema arbitral supone un ahorro estimado de más de 3 millones de euros a la administración de Justicia y es gratuito y voluntario para las partes, ha indicado la Comunidad de Madrid.

Los consumidores pueden saber si una empresa está adherida al sistema arbitral a través de los distintivos que las empresas pueden lucir en sus escaparates y en sus páginas web y a través del Portal del consumidor de la Comunidad de Madrid.