La acogida de niños y niñas saharauis continúa a pesar de la crisis

madrid

| 17.06.2012 - 14:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Se cumplen 37 años desde que comenzara el conflicto saharaui, en 1975. Desde entonces este pueblo permanece dividido en dos, bajo la ocupación marroquí en su propio territorio, y exiliado en el oeste de Argelia, en los campamentos de población refugiada de Tinduf. El movimiento solidario español sigue desarrollando proyectos de apoyo al pueblo saharaui, y Vacaciones en Paz destaca como uno de los más importantes. Los recortes en cooperación que han realizado las administraciones locales obligan a las Asociaciones a realizar un esfuerzo extra para que el programa salga adelante un año más.

Para los pequeños saharauis ésta es la única oportunidad que tienen de salir del desierto en unos meses muy duros, los del verano, cuando las temperaturas superan diariamente los 50º C. Su visita a nuestro país

es un premio por sus buenas notas en el colegio y esperan estos meses con verdadero entusiasmo. Las edades de los menores que participan en este proyecto oscilan entre los 7 y los 12 años.

Bajo el lema "Acoge una sonrisa" este programa se ha convertido en uno de los más arraigados en todo el Estado ya que se crean vínculos muy fuertes entre las familias de acogida, los niños y sus familias. Si no hay ningún problema, los niños repiten con sus familias de acogida mientras están en el rango de edad que les permite participar en este proyecto. Para casi 2.000 niños del total que nos visiten, será la primera vez que viajen fuera de los Campamentos de Tinduf.

Desde que comenzó a sentirse la crisis económica en nuestro país la cifra de familias de acogida ha disminuido. Aun así, los organizadores esperan que este año participen en el programa casi 6.000 niños y

niñas saharuis. Durante los próximos quince días y hasta comienzos de julio, los vuelos de los niños y niñas saharauis irán llegando a sus respectivas comunidades autónomas.