Juzgan a una guardia civil que, enajenada, hirió a un hombre que creyó etarra

El auto de la polémica (Archivo)

madrid

| 15.10.2014 - 07:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará hoy a una guardia civil que en septiembre de 2010 se lió a tiros en una gasolinera de Villaviciosa de Odón al pensar que estaba rodeada de miembros de la banda terrorista ETA.

La vista oral se celebrará contra Pilar H.P. por un delito de homicidio en grado de tentativa. El Ministerio Público solicita la libre absolución para la acusada en aplicación de la eximente completa del artículo 20.1 del Código Penal por "anomalía o alteración psíquica".

La procesada, miembro de la Guardia Civil desde 2008, el 12 de septiembre de 2010 sobre las 01:50 horas sufrió un trastorno psicótico breve en una estación de servicio sita en la M-50 en el término municipal de Villaviciosa de Odón, cuando se encontraba acompañada de su novio Alberto C.G..

La acusada, con sus facultades cognitivas y volitivas anuladas en ese momento, creyó que todas las personas que se encontraban en la gasolinera eran integrantes de la banda criminal ETA.

Presa de esa paranoia, y con el ánimo de acabar con la vida de sus supuestos agresores terroristas, Pilar tomó su arma reglamentaria (Beretta, modelo 92), propiedad del Ministerio del Interior, y disparó en, al menos cuatro ocasiones, contra las personas allí presentes.

Uno de los disparos impactó contra Oscar R. V. en la zona intercostal derecha y otro disparo causó desperfectos en un automóvil. Una de las personas presentes sufrió un trastorno de estrés postraumático.