Juzgan a un acusado de amenazar a su novia de muerte hasta que ésta saltó por el balcón

Juzgan a un acusado de amenazar a su novia de muerte hasta que ésta saltó por el balcón

madrid

| 02.03.2018 - 11:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía pide 11 años de prisión para un acusado de amenazar de muerte a su pareja con un destornillador y acorralarla hasta que saltó por el balcón de un domicilio de Madrid, lo que le provocó graves lesiones.

La Audiencia Provincial comienza el juicio contra Maen A., un hombre de nacionalidad siria acusado de un delito en grado de tentativa y de otro de maltrato a su pareja, a la que llevaba agrediendo tres años.

Según el escrito de acusación del fiscal, durante estos tres años, Maen A. golpeó de manera "reiterada" a su pareja, de nacionalidad marroquí, como manifestación de "dominio" y "control", llegando a amenazarla con prender fuego la casa en la que vivían o enseñar a la madre de la víctima fotos íntimas de ella.

En torno a las seis del 23 de agosto de 2015, ambos discutieron en el domicilio de la madre de ella porque ésta se negó a darle dinero como Maen le pidió, y éste comenzó a pegarla por todo el cuerpo "cogiéndola del pelo cuando ésta se dirigió a la puerta de la casa para marcharse".

Dos amigos de la pareja que estaban en el domicilio intentaron disuadir al agresor, pero no pudieron debido a su "gran fortaleza" y la víctima se dirigió al balcón de la casa al grito de "déjame saltar que quiere matarme".

Entonces, según el Ministerio Fiscal, Maen Azam cogió un destornillador y se dirigió hacia ella diciendo "dejadme que la mate, la voy a matar" y ella saltó desde el balcón con la intención de huir, sufriendo a causa de esta caída graves lesiones físicas y psicológicas por las que aún recibe tratamiento.

El acusado, que estuvo detenido los días 23 y 24 de agosto, permanece ahora en prisión provisional a la espera de su juicio y también se le ha aplicado una orden de alejamiento como medida cautelar que le impide comunicarse con la víctima.