Pospuesto a este martes el juicio del acusado de matar a policía tirándole al tren

Estaba pendiente de expulsión, pero la Policía no solicitó su ingreso en un CIE porque la vez anterior se la habían anulado

Jjuicio en la Audiencia Provincial de Madrid a un hombre que presuntamente maltrató y retuvo a su mujer

madrid

| 17.04.2017 - 08:56 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Audiencia de Madrid ha pospuesto hasta mañana por motivos de agenda el juicio de un ciudadano de Costa de Marfil acusado de provocar la muerte de un policía nacional al arrojarle a las vías del tren de Cercanías de la estación de Embajadores de Madrid en 2015, previsto inicialmente para hoy.

De esta forma, la vista, que se celebrará con jurado, se iniciará este martes en la Sección 29 de la Audiencia Provincial, en la que se sentará en el banquillo Alí R.Y., para quien la Fiscalía pide en sus conclusiones provisionales 20 años de prisión por un delito de asesinato con la circunstancia agravante de alevosía en concurso con otro de atentado con medio peligroso.

El fiscal solicita además que una vez que haya cumplido la condena sea expulsado de España con la prohibición de entrar en territorio español durante diez años. El acusado ya había sido condenado un año antes a seis meses de cárcel por un delito de resistencia a la autoridad y lesiones e, incluso, se había acordado su expulsión de España por cinco años.

Según el relato del fiscal, sobre las once y media de la mañana del 2 de enero de 2015 el acusado se hallaba en la estación de Embajadores, cerca del lugar donde dos policías realizaban labores de vigilancia y protección. Sin motivo alguno -señala- comenzó a increpar a los agentes que se dirigieron a él para interesarse por su estado.

El fiscal añade que el acusado mantuvo una conducta agresiva y amenazante por lo que los agentes le requirieron la documentación e intentaron reiteradamente que depusiera su actitud.

Agrega que hizo caso omiso y se dirigió a los andenes de la estación profiriendo insultos y amenazas. Una vez allí, los agentes le conminaron de nuevo a que depusiera su actitud y trataron de convencerle de que se apartara del borde del arcén y de que les acompañara a un lugar más seguro.

Sin embargo, en el mismo instante en el que un tren hacía su entrada en la estación, y de modo inesperado y sorprendente, con el ánimo de acabar con la vida de uno de los agentes, le agarró y le empujó a la vía, siempre según la Fiscalía. El acusado perdió también el equilibrio y se precipitó junto al policía, siendo ambos arrollados por el tren. El agente falleció de forma instantánea a consecuencia del impacto del tren en su cabeza.