A juicio cinco años después por intentar evitar un desahucio en Horlaleza

madrid

| 16.01.2017 - 15:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El hijo de una mujer desahuciada en 2011 y un activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca han negado hoy haber agredido a la Policía durante el desahucio en la vivienda familiar del primero y han acusado a los agentes de impedir el diálogo con la autoridad judicial para pedir un aplazamiento.

El Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid ha celebrado hoy el juicio contra Raúl B. y José María R., para los que la Fiscalía pide un año de cárcel por un delito de atentado y otro de agresión contra la autoridad al tratar de impedir un desahucio en el distrito madrileño de Hortaleza en noviembre de 2011.

En el juicio, Raúl -hijo de la mujer desahuciada- ha explicado que desde el principio la voluntad de la familia, que contaba con el apoyo de vecinos y activistas de la PAH, era la de hablar con la Comisión del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima), presente en este tipo de procedimientos, para explicarles que "se había producido un error administrativo".

Fue entonces cuando, según su relato, los agentes "impidieron" esa conversación y avisaron a los asistentes de que el lanzamiento iba a continuar, ante lo cual tanto Raúl como José María se unieron a la decisión general de negar la entrada a los policías sentándose frente a la puerta de la vivienda y formando "una cadena humana".

"Lo único que buscaba era apoyar a la gente de la PAH que estaban ayudándonos y conseguir tiempo para evitar que la casa en la que vivíamos fuera derruida", ha dicho Raúl.

Tras sentarse los agentes comenzaron a "agredir violentamente" a las personas que les impedían el acceso a la vivienda, con "agarrones y empujones", incluso "arrastrando" a algunos por el suelo, sin que nadie "insultase o agrediese a los agentes en ningún momento", ha relatado.

Por su parte, José María R., quien fuera portavoz de la PAH en Madrid, ha explicado que "el desahucio estaba pendiente de una resolución judicial que no llegó" y admitió sentirse "extrañado" cuando los agentes les negaron hablar con la Comisión del Ivima.

El activista ha explicado que "siempre" se produce primero una conversación con la comisión del Ivima "para pedir el aplazamiento del desahucio", pero que en este caso, a pesar de la insistencia de los presentes, no pudieron hablar con ellos "para hacer llegar al juez que se había producido un fallo administrativo durante el proceso".

El juicio ha estado precedido por una concentración frente a los Juzgados de lo Penal organizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, en la que un grupo amplio de vecinos y activistas ha vuelto a mostrar su apoyo a Raúl, José María y a Estrella, la mujer afectada por el desahucio.