Javier Limón: "Queremos que se depuren responsabilidades"

Pretende "limpiar la imagen" de Teresa Romero que "no ha sido nunca culpable"

Sus abogados estudian acciones legales por atentar contra su honor y por el sacrificio de Excálibur

Reconoce que no quiso recibir la visita del consejero de Sanidad y que no le perdona sus palabras

madrid

| 27.10.2014 - Actualizado: 21:13 h
REDACCIÓN

La auxiliar de enfermería Teresa Romero, la primera infectada por el virus del ébola fuera de África, y su marido, Javier Limón, emprenderán acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. Asi lo ha confirmado Limón en una rueda de prensa en su primera comparecencia tras abandonar el Hospital Carlos III de Madrid donde ha permanecido veintiún días ingresado en observación para descartar que estaba infectado por ébola. Javier Limón, que ha reconocido que no aceptó la visita en el hospital del Consejero de Sanidad madrileño, ha aseverado que no acepta las disculpas del consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por "matar" a su perro Excalibur y "casi" a su mujer.

El responsable de Sanidad de Madrid acusó a Teresa Romero de haber ocultado información sobre su estado de salud, unas afirmaciones por las que después pidió disculpas.

Javier Limón ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en su primera comparecencia tras abandonar el Hospital Carlos III de Madrid donde ha permanecido veintiún días ingresado en observación para descartar que estaba infectado por ébola.

Ha resaltado que estudiará si pide la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, por su gestión de la crisis del ébola, aunque sí ha pedido la dimisión del consejero de Sanidad de Madrid, sin aceptar sus disculpas porque "a mi mujer casi la mata", ha dicho.

Los abogados de la pareja estudian acciones legales contra el consejero de Sanidad madrileño por atentar contra su honor, además de una reclamación por el sacrificio de su perro Excálibur.

Limón, que inicialmente ha leído un texto, ha señalado que la historia de la crisis por el virus del Ébola está plagada de "errores, desaciertos y falta de control político".

Ha indicado que el virus del Ébola ha matado a miles de personas en África, pero solo ha despertado preocupación cuando ha llegado a Europa, al tiempo que ha expresado su deseo de que esto sirva para que se encuentre una vacuna contra esta enfermedad.

TERESA NO HA SIDO NUNCA CULPABLE

Ahora, ha afirmado, ha llegado el momento de depurar responsabilidades y "limpiar la imagen" de Teresa Romero, que "no ha sido nunca culpable" y "solo se le puede achacar su amor a la profesión", porque se ofreció para ayudar, sin que nadie comprobara qué salió mal.

Ha pedido que se depuren responsabilidades en alusión al consejero de Sanidad de Madrid por considerar que le ha faltado el respeto desde el punto de vista personal y profesional a su mujer, una persona que se ha jugado la vida por ayudar a otras.

Ha agradecido al personal sanitario de los Hospitales Carlos III y de Alcorcón su apoyo, su abnegación y su profesionalidad, por haber contribuido a salvar la vida de Teresa Romero, antes de afirmar que "la sanidad española es una de las mejores del mundo gracias a las personas que trabajan en ella".

Asimismo, ha dado las gracias a la hermana Paciencia que ha contribuido con su plasma a salvar a Teresa Romero, que está esperando salir para darle un fuerte abrazo y decirle lo importante que ha sido para ella.

También ha recordado a su perro Excálibur, a quien la pareja consideraba el hijo que nunca tuvieron y que fue "ejecutado" sin darle oportunidad de reclamar, de modo que se perdió una gran ocasión para la ciencia de estudiar el desarrollo de la enfermedad en animales.

Igualmente, ha mostrado su deseo de que la tranquilidad vuelva a su casa del municipio de Alcorcón y ha recordado a su familia que ha vivido su evolución "con el corazón en un puño".

Tras la lectura del comunicado, Limón ha respondido a preguntas de los periodistas y ha subrayado que, ahora, la pareja desea volver a su vida normal.