IU quiere que la Asamblea sirva de "escudo social" para proteger a los madrileños de la crisis

IU propone una renta social garantizada complementaria a otras percepciones

madrid

| 25.09.2013 - 13:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Grupo Parlamentario de IU en la Asamblea de Madrid ha presentado una Proposición de Ley de derechos vitales básicos de la Comunidad de Madrid que quieren que sirva de "escudo social" para proteger a los madrileños de los efectos de la crisis. En rueda de prensa en el Parlamento regional, el coordinador general de IUCM, Eddy Sánchez, ha explicado que esta Ley "plantea un verdadero escudo social de la crisis" a los sectores que no la han creado pero sí "la sufren".

Con un presupuesto de 2.971 millones de euros, la iniciativa de la formación de izquierdas propone una renta social garantizada complementaria a otras percepciones excepto a las rentas del trabajo y el paro.

Esta renta será un derecho subjetivo y por lo tanto, "exigible por ley". Para establecer quiénes podrán percibir esta renta se establecerá un indicador de renta suficiente, que decidirá anualmente la Comunidad de Madrid y que para 2014, será el mismo que el salario mínimo interprofesional. A este fin se destinarán 1.938 millones de euros.

IU también propone complementar las pensiones con un total de 224 millones y crear un abono transporte social en la Comunidad de Madrid con una tarifa de 25 euros mensuales que pagaría el titular del derecho. Se estima que los posibles titulares de este abono sean 345.000 personas y el coste de la inversión sería de 28 millones.

En cuanto a medidas educativas y alimentarias, proponen garantizar las becas comedor en los centros escolares públicos a los niveles de 2009 atendiendo aproximadamente a 110.000 alumnos. Este gasto estaría dotado con 84 millones. En este mismo ámbito, abogan por abrir los comedores escolares de los centros públicos en las vacaciones, lo que supondría 18 millones, y por último, piden establecer una cuota cero que atendería a 20.000 niños en los 400 centros de la Comunidad. El coste de esta iniciativa sería de 44 millones.

Por último, apuestan por la paralización inmediata de los desahucios y permitir el acceso a las viviendas a las personas en situación de "emergencia social". Quieren hacerlo mediante la compra por parte de la Comunidad de Madrid de 5.600 viviendas con una inversión de 550 millones de euros en 2014.

FINANCIACION MEDIANTE UN CAMBIO IMPOSITIVO

Todo ello lo financiarán con un cambio impositivo con el que prevén recaudar 3.945 millones de euros, con lo que les sobrarían cerca de mil millones para destinarlos a servicios públicos o a revertir las "privatizaciones".

El dinero pretenden obtenerlo con la creación de tres nuevos tramos del IRPF autonómico, lo que supondría una recaudación de 700 millones, la recuperación del impuesto de Sucesiones y Donaciones (1.428 millones), recuperación del Impuesto de Patrimonio (630 millones), la creación de un impuesto sobre los depósitos de las entidades de crédito (830 millones), un programa de lucha contra el fraude fiscal (6,8 millones) la eliminación de la desgravación en el IRPF de las ayudas a escolarización en centros privados (90 millones), la inclusión del dinero destinado a la Renta Mínima de Inserción (RMI) en las partidas de esta nueva renta social (82 millones) y la reducción de la financiación que recibe la Iglesia Católica de los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid (178 ,6 millones). En total, 3.945,4 millones de euros.

UNA ALTERNATIVA DE GOBIERNO

El portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, ha afirmado que esta ley muestra que IU está situada "en la realidad social" frente a un gobierno "acorralado" e incapaz de gobernar.

En este sentido, ha destacado que IU se muestra como "una fuerza de lucha y de gobierno" y como la "fuerza política fundamental para el cambio a la izquierda que necesita Madrid".

Por su parte, Sánchez, ha criticado que "mientras Madrid está en la peor crisis de su historia" cuenta con un gobierno "insensible frente a los problemas sociales". Así, ha dicho que la norma "plantea un verdadero escudo social" contra la crisis y ha avanzado que forma parte de un "programa de gobierno" que están articulando con el fin de ir generando desde ya "un proyecto alternativo".

En opinión de Sánchez, con esta iniciativa también muestran que "no hace falta hacer recortes en los presupuestos" de 2014 porque hay dinero y que hay alternativa, que es la que IU está poniendo sobre la mesa.