IU propone una ayuda a parados sin prestación para cobrar el salario mínimo

madrid

| 04.05.2011 - 13:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato de IU a la Presidencia de la Comunidad, Gregorio Gordo, ha propuesto hoy crear una ayuda para los parados que no reciben prestación por desempleo de manera que cobren como mínimo los 641 euros del salario mínimo interprofesional, así como establecer un contrato de inserción laboral para jóvenes.

Gordo ha presentado hoy las líneas de su programa electoral a CCOO-Madrid, cuyo secretario general, Javier López, ha resaltado que los trabajadores al votar "serán agradecidos" con IU, única fuerza que, según ha dicho, ha apoyado las propuestas y movilizaciones sindicales y ha "sabido estar" con las reivindicaciones laborales.

El candidato de IU, en rueda de prensa, ha señalado que frente a la "frivolidad" de propuestas de PSOE y PP, que se resumen en "más recortes", su formación plantea ideas "situadas en la realidad" para dar respuesta a la crisis desde la izquierda y, sobre todo, para crear empleo estable.

Como ejemplo de estas ideas, ha planteado seis puntos "urgentes" de su programa electoral, el primero de ellos crear 200.000 puestos de trabajo por la ampliación de los servicios públicos o la puesta en marcha de las energías renovables.

Una segunda propuesta es dar apoyo "inmediato" a los parados que no reciben prestación, con la creación de una cobertura social que garantice el cobro de una cantidad idéntica al salario mínimo (bien completando la ayuda de 426 euros que da el Gobierno, bien aportando los 641 euros dicha ayuda estatal se ha terminado).

Los recursos necesarios se obtendrían, ha explicado, al reducir en un 50 por ciento los cargos de confianza del Gobierno regional y al bajar un 5 por ciento el margen de beneficio acordado con las empresas que gestionan los hospitales privados y los peajes.

Gordo ha propuesto también crear un contrato de inserción laboral para jóvenes que han completado estudios universitarios o de formación profesional, que tendría un año de vigencia y por el que cobrarían, como mínimo, el salario mínimo.

IU sugiere también un fondo para ayudar a pagar un porcentaje de la cuota hipotecaria a las familias en paro (a través de una tasa bancaria a pagar por las entidades financieras con sede social en la Comunidad); exigir al Gobierno central la "dación en pago"; o impedir desahucios por parte de bancos que han recurrido a la ayuda del FROB.

Otras de las propuestas son paliar la "fractura territorial" entre el centro y la periferia de Madrid a través de un fondo de inversión en equipamientos sociales, reformar la política fiscal para gravar más a las rentas altas, y crear una banca pública.

Javier López, por su parte, ha asegurado que CCOO comparte las líneas del programa de IU, y ha arremetido contra el Gobierno de Aguirre por no impulsar medidas de ayuda a desempleados de larga duración, dejándoles "en el más absoluto de los abandonos".

"Votar a Aguirre es votar sufrimiento", ha resumido, ya que supone apostar por "más recortes y menos recursos", y por "convertir a Madrid en la rémora de España".

Para el líder sindicalista, la esperanza "no es esperar", sino "hacer cosas para que todo vaya mejor", y por eso ha instado a las fuerzas políticas a poner en marcha medidas encaminadas a reformar los servicios públicos de empleo.

Entre sus propuestas, López ha coincidido con IU en que se debe crear una renta social igual al salario mínimo, ha reclamado ayudas a los desempleados en materia educativa, transportes o medicamentos, y ha pedido que se impulse la atención a la dependencia, algo que permitiría crear unos 50.000 puestos de trabajo.

Con todo, ha advertido de que las medidas deben ir acompañadas de un cambio en la política fiscal "que acabe con los regalos de Aguirre a las rentas más altas" y de mayor financiación a los ayuntamientos, puesto que su grave situación económica repercute en la pérdida de empleos.