IU propone un contrato para unos 47.000 jóvenes al año

madrid

| 07.05.2011 - 13:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Izquierda Unida ha propuesto establecer un contrato de inserción laboral para los jóvenes que han completado sus estudios universitarios o de formación profesional pensado para beneficiar a unas 47.000 personas cada año, de manera que puedan acumular experiencia e integrarse en el mercado de trabajo.

Así lo ha propuesto el candidato de IU a la Presidencia de la Comunidad, Gregorio Gordo, durante un acto con jóvenes en el Casino de la Reina en el que ha denunciado que la tasa de desempleo de menores de 30 años en la región supera el 40 por ciento.

Gordo ha advertido de que la generación de jóvenes más preparada de la historia de España "puede ser la primera que viva peor que sus padres".

Frente a la "agenda neoliberal basada en recortes y paro" que impulsan PP y PSOE, Izquierda Unida se ha fijado tres objetivos para los jóvenes: garantizarles el empleo tras sus estudios, dar cobertura a los menores de 30 años en paro, y acabar con la precariedad laboral juvenil.

Para cumplir estos tres objetivos, IU propone crear un contrato de inserción laboral que tendría un coste de 361,5 millones de euros y que podría beneficiar a 47.000 jóvenes al año.

Se establecería, además, un salario social para menores de 30 años en situación de desempleo por una duración de un año (o de dos para quienes tuviesen cargas familiares), una medida que se podría conceder a unos 110.000 jóvenes parados con un coste de 633 millones.

También pide firmar convenios entre los servicios públicos de empleo y las administraciones públicas para reservar un 5 por ciento de la contratación a menores de 30 años.

Otra de sus propuestas es que el próximo gobierno regional impida que haya más becas por trabajo, regulando así las prácticas laborales para impedir que las becas se conviertan en instrumentos para utilizar a los jóvenes como mano de obra barata y sin derechos.

Por otro lado, Gordo ha sugerido crear oficinas de orientación laboral y convocar de forma inmediata las 100 becas de formación de personal de investigación suprimidas por el Gobierno de Esperanza Aguirre el año pasado.

Todas estas propuestas, según el candidato de IU, tendrían un coste de 995 millones de euros, cantidad que se podría obtener de la creación de un nuevo impuesto sobre los depósitos de las entidades de crédito de la Comunidad de Madrid, para comprometer al sector más responsable de la crisis en su solución.

Gregorio Gordo ha reiterado que es necesario cambiar el modelo productivo, pero para ello es imprescindible invertir en investigación e innovación, algo que no hacen, ha dicho, ni el Gobierno regional ni el nacional.

Por su parte, el candidato a la Alcaldía de Madrid, Ángel Pérez, ha alertado de que los jóvenes padecen los mismos problemas que el resto de ciudadanos, aunque con dificultades añadidas que les hacen más vulnerables en cuestiones como el acceso al mercado laboral o a la vivienda.

Para solucionar esto último, ha asegurado que la ciudad de Madrid cuenta con suelo suficiente como para crear un parque de vivienda pública de alquiler o de venta a precios asequibles, al mantener el Ayuntamiento la titularidad del suelo.

Ángel Pérez también ha criticado la propuesta que hizo ayer el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, de crear 150.000 puestos de trabajo. "Eso y decir cero, es lo mismo", ha dicho, ya que sus políticas de empleo "están agotadas" y el propio Ayuntamiento ha prescindido en el último año de 1.600 trabajadores.