Investigan si hay acoso escolar detrás del suicidio de un menor de 11 años

Educación pide prudencia porque no les consta denuncia por acoso escolar

La Inspección educativa se dirigió al colegio del menor el día que ocurrieron los hechos

madrid

| 21.10.2015 - 12:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Nacional y la Consejería de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid están investigando si detrás del suicido de un menor de 11 años en Leganés el pasado miércoles se esconde un caso de acoso escolar, pues el niño dejó una nota diciendo que no quería ir al colegio.

Fuentes policiales próximas al caso han señalado a Europa Press que no descartan ninguna vía puesto que la nota que dejó el menor, y que en estos momentos está en manos del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Judicial de Leganés, no era una nota de suicidio al uso.

Como informa este miércoles 'El Mundo', el menor se arrojó por la ventana a primera hora de la mañana del miércoles 14 de octubre, mientras su madre se duchaba y dejó una nota pidiendo perdón a sus padres por el daño que les iba a causar, añadiendo, además, que no quería ir al colegio.

Las mismas fuentes han explicado que no se descarta que el niño, que era muy inteligente, tomara la decisión "porque el centro y su entorno" se le quedara "pequeño". Pero, no obstante, tampoco rechazan la posibilidad de acoso escolar si bien el pequeño no había comunicado a nadie que tenía problemas en el colegio.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación han explicado que el mismo miércoles que se produjeron los hechos en el barrio de Zarzaquemada, la Inspección educativa se dirigió al colegio del menor, en Villaverde, un centro concertado, y desde entonces el contacto es permanente.

Los primeros indicios, según la investigación, es que "no consta" tal acoso escolar, pero la Inspección no ha cerrado el caso. Ya han hablado con la dirección, los tutores y el profesorado del centro. Fuentes de Educación han añadido que a la Consejería ni a la Inspección ha llegado tampoco ninguna denuncia al respecto, y muestran su total disposición a colaborar en la investigación policial.

Se da la circunstancia que en 2013 la Inspección Educativa recibió una denuncia de un padre de este colegio sobre un caso de acoso escolar. Educación se puso en contacto con el colegio, que actúo con medidas disciplinarias, según fuentes de la Consejería, que destacan que se trata de un caso aislado.

EDUCACIÓN PIDE PRUDENCIA

El consejero de Educación de Madrid, Rafael Van Grieken Salvador, ha confirmado que ya "había constancia de un caso anterior" en el colegio al que pertenecía el menor de 11 años que se ha suicidado presuntamente por padecer acoso escolar, pero ha pedido prudencia en esta ocasión porque no les consta de momento que sea el caso.

"Un caso que se solventó porque hubo precisamente ese procedimiento de la investigación", es decir, "una denuncia" que ayudó a identificar "al causante de aquello", ha resumido.

Según ha explicado Van Grieken, en ese caso "se tomaron las medidas oportunas, cosa que no ha ocurrido en absoluto en este". "No tenemos constancia de denuncia", ha aseverado el político, por lo que ha insistido en que hay que ser "prudentes" y "cautos a la hora de manejar esta situación" y con "los padres de este colegio que están intranquilos".

Van Grieken también ha asegurado que el caso del niño de once años que presuntamente se ha suicidado, se "está investigando" porque "faltan hechos" para averiguar si "ha sido o ha dejado de ser un caso de acoso escolar".

Por parte del Gobierno de Madrid, el consejero de Educación ha confirmado que "la inspección educativa está trabajando con la dirección" del colegio al que pertenecía el menor, ya que va a "colaborar al 100%" en la investigación.

La Policía Nacional está investigando si detrás del suicido del menor, que publicó la semana pasada 'Política Local', se esconde un caso de acoso escolar, pues el niño dejó una nota diciendo que no quería ir al colegio. Una situación, que en el caso de que fuera cierta, el consejero de Educación asegura que se convertiría en un problema "que hay que atajar".

"Hay que luchar contra esa lacra", ha resaltado Van Grieken, que considera que para ello ya hay medidas que "se han puesto en marcha" como "la inspección educativa, la formación de profesores respecto al tema y la sensibilización entre los alumnos".