Instituciones Penitenciarias niega que haya acoso a internos musulmanes en la prisión de Valdemoro | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Instituciones Penitenciarias niega que haya acoso a internos musulmanes en la prisión de Valdemoro

madrid

| 25.01.2011 - 14:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Instituciones Penitenciarias ha negado que exista una campaña de acoso a internos musulmanes en el Centro Penitenciario Madrid III de Valdemoro en respuesta a una denuncia del sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP. Este sindicato ha denunciado que desde el pasado día 15 se han registrado varias peleas, amenazas y agresiones e incluso el cabecilla de este grupo de tendencias xenófobas llegó a acuchillar en el cuello y la cara a uno de los presos de religión islámica.

Frente a ello, Prisiones ha indicado que hubo un incidente puntual ese día cuando un grupo de cinco internos clasificados en Primer Grado, el más conflictivo de todos, agredió a otro preso musulmán. Tras ello, cada uno de los reos fue trasladado a otros centros penitenciarios. "No se puede hablar de campaña contra presos musulmanes los funcionarios no deben tolerar que esto ocurra", han recalcado las mismas fuentes, que han negado que el supuesto cabecilla fuera el mismo que agredió a Said Chedadi que cumplía condena por el atentado del 11 de septiembre en Nueva York, tal y como asegura el sindicato.

Según prisiones, el preso que agredió en abril de 2008 a Said Chedadi fue trasladado a la prisión madrileña de Soto del Real en febrero de 2010, por lo que tilda de "falso" las manifestaciones de ACAIP respecto a este incidente.

DENUNCIA ACAIP

En su denuncia, el sindicato asegura que un grupo de presos españoles han emprendido en el último mes una campaña de acoso a internos musulmanes en el Centro Penitenciario Madrid III de Valdemoro. "A por ellos, vamos a matarlos a todos", gritaba el pasado 15 de enero un preso español mientras agredía a un recluso musulmán. Instantes después otros cuatro compañeros se sumaron a la paliza que requirió el traslado al hospital del agredido.

Además, otros internos musulmanes que acudieron en ayuda de su compañero corrieron la misma suerte, terminando tres de ellos en el hospital ante la imposibilidad de curarles en la enfermería del centro, según explica ACAIP a través de un comunicado.

Este primer incidente derivó en una batalla campal en el patio de la prisión en la que se rompieron sillas y mesas hasta que intervinieron los funcionarios de prisiones para separar a los dos grupos.

No obstante, el enfrentamiento tuvo una segunda parte cuando, a su salida de un periodo de aislamiento, uno de los cabecillas de las revueltas provocó un incidente de mayor gravedad. Según el sindicato, nada más salir al patio, sin mediar palabra y armado con un cuchillo carcelario, el cabecilla de los españoles, comenzó a dar cuchilladas a otro interno musulmán, provocándole heridas inciso contusas en la cara y en el cuello que fueron curadas en la enfermería del centro.

Según la nota, este preso ya agredió en el pasado a otro interno de color y musulmán en presencia del director del centro. En aquella ocasión casi le provoca la perdida de un ojo al clavarle un bolígrafo en la zona ocular. "De todos es conocido el odio que el cabecilla de este grupo tiene a los presos musulmanes, en abril del 2008 acuchilló a Said Chedadi que cumplía condena por el atentado del 11 de septiembre en Nueva York", recuerda Acaip, que sostiene que la dirección del centro posee diversos informes de funcionarios en el sentido de "la peligrosidad que supone tener a ese grupo tan cerrado y compacto en un patio para el resto de internos que no piensen como ellos y son continuos los incidentes y las agresiones protagonizados por estos".

"NO VAMOS A PARAR HASTA CARGARNOS AL MORO"

De hecho, los incidentes podrían repetirse en las próximas fechas. La mañana del pasado domingo uno de los integrantes de este grupo advirtió a los funcionarios: "no vamos a parar hasta cargarnos al moro". Días antes, otro interno de raza musulmana tuvo que ser cambiado de modulo por amenazas de muerte del cabecilla del grupo, que ha manifestado de forma reiterada su odio a todo los internos musulmanes.

Para Acaip --que pide el traslado de este grupo conflictivo--, entre las causas de estas agresiones, está el hacinamiento que padece la prisión, así como las luchas por el control del patio y el carácter xenófobo del grupo de españoles.