Informe Pisa: Madrid, a la cabeza de España en educación y por encima de la media europea

madrid

| 08.12.2010 - Actualizado: 10:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, se ha declarado "razonablemente satisfecha" con los resultados del informe PISA de 2009, en el que Madrid queda la primera de España en lectura y le "saca más de un curso" a Andalucía.

La consejera explicó a Efe que la Comunidad de Madrid saca un total de 503 puntos en lectura, cuando la media española está en 481 y Andalucía obtiene 461, es decir, 42 puntos por debajo de Madrid.

Según la evaluación del informe PISA, 39 puntos equivalen a un curso completo, por lo cual, la Comunidad de Madrid "saca más de un curso" a Andalucía en las pruebas de lectura, según Figar.

La consejera señaló que el informe PISA evalúa la competencia de los niños en ciencias, matemáticas y lectura cada tres años, de forma rotatoria, de forma que el informe comparable al de 2009 es el de 2000 y no el de 2006.

Los niños de la Comunidad de Madrid quedan primeros en España en lectura, lo cual significa que "estamos en el top ten" de la OCDE, según Figar, y que los estudiantes madrileños "son mejores en lectura que los de Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos, Suecia, Noruega, Dinamarca e Islandia.

En la Comunidad de Madrid "también estamos por encima de la media de la OCDE en ciencias y matematicas, es decir en todo" y, por otro lado, España "sigue a la cola de la OCDE y empeora respecto de 2000 en 12 puntos".

A juicio de la consejera, "esto es la certificación del fracaso de la LOE del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero".

Para Figar, Madrid sube "porque estamos recuperando los valores del esfuerzo, el mérito, la exigencia y el respeto al profesor, que son principios esenciales de la enseñanza y que las leyes socialistas han abandonado totalmente".

Según Lucía Figar, España "baja" comparado con el informe de PISA 2000 y existe una notable diferencia entre las comunidades autónomas, ya que aunque la media de comprensión lectora se encuentre en 481 puntos, Madrid saca 503 puntos, frente a los 461 de Andalucía y los 467 de Baleares.

"Madrid tira hacia arriba de los resultados de la media de España" y, "sin ellos, el hundimiento podría haber sido aún mayor", indicó la consejera madrileña.

España sin embargo en términos generales vuelve a quedarse a la cola.Nos superan países como Grecia y Portugal. El Ministerio de Educación entiende que los malos datos se deben al 36% de alumnos que repiten o arrastran asignaturas.

LOS ESTUDIANTES ESPAÑOLES MEJORAN LA COMPRENSIÓN LECTORA

No obstante, los estudiantes españoles han mejorado su nivel de comprensión lectora, aunque siguen por debajo de la media europea. No obstante, el rendimiento de los alumnos españoles depende del centro donde estudian y no de si estudian en un colegio o instituto público o privado, o si acuden a clase en una u otra comunidad autónoma.

Ésta es una de las principales conclusiones del último informe del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés) de la OCDE, correspondiente a 2009, que evalúa las competencias de alumnos de 65 países en comprensión lectora, matemáticas y ciencia, aunque, como ocurrió en 2000, esta última edición se centra especialmente en la lectura.

El capítulo español del informe, presentado este martes de forma simultánea en los 65 países que se han sometido voluntariamente a ser examinados, está basado en una prueba realizada a cerca de 27.000 alumnos de 910 centros educativos de todas las comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

España obtiene 481 puntos en comprensión lectora, 483 en matemáticas y 488 en ciencias, lo que significa una desventaja de 10, 15 y 12 puntos respecto al promedio de la OCDE, respectivamente.

Los resultados en matemáticas y ciencias apenas han variado respecto a 2006, pero sí los de comprensión lectora, ya que España mejora 20 puntos y repite la puntuación de 2003.

En cualquier caso, los resultados de los alumnos españoles siempre han estado por debajo del promedio de la OCDE, con especial mención a 2006, cuando la desventaja fue más acusada.

EQUIDAD

El secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera, destacó en una rueda de prensa en Madrid que las mayores diferencias en el rendimiento escolar ocurren dentro de los centros educativos y no entre comunidades autónomas y entre centros públicos y privados.

Así, apuntó que el rendimiento varía en un 4% si se estudia en una comunidad autónoma o en otra y en un 19,5% si el alumno acude a clase a un centro u otro. Bedera resaltó que España tiene "una gran homogeneidad" y equidad en el sistema educativo, de manera que sólo en Finlandia existen menos diferencias si el estudiante va a un centro educativo u otro.

Además, recalcó que el estatus socioeconómico y cultural en el que se desenvuelve un alumno influye menos que en la media de la OCDE. "Un bajo nivel de estudios de los padres en España no impide progresar al alumno y alcanzar cualquier tipo de meta educativa", precisó.

Sin embargo, Bedera explicó que la singularidad negativa en España está en el interior de los centros escolares, donde la diferencia de rendimiento se sitúa en el 69,8%, por el 64,5% del promedio de la OCDE.

"Tenemos que tener la tranquilidad de que si tenemos a un hijo escolarzado y nos cambiamos de domicilio a otra comunidad autónoma, no hay diferecias significativas, como cambiar al alumno de un centro a otro. La diferencia está dentro del mismo centro y ahí es donde debemos enfocar todas las políticas para acortar esa brecha, que es importante", apostilló.

En este sentido, Bedera apuntó como factores a considerar la actitud del alumno, el entorno familiar, el profesorado y la autonomía de los centros educativos.

Por último, el informe PISA resalta que un 20% de los alumnos españoles "suspenden" en comprensión lectora, un porcentaje similar a la media de la OCDE, pero existe una mayor diferencia en los niveles altos (3% en España, por el 85% de la OCDE).