Incinerada la familia dominicana fallecida en accidente de tráfico

Quejas por el trato en Cuenca

El Gobierno dominicano asistirá a familiares de los fallecidos

madrid

| 01.05.2013 - 14:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La familia que el domingo murió en un accidente de tráfico en Cuenca, un matrimonio dominicano y sus tres hijos de 4, 8 y 11 años, ha sido incinerada este miércoles en el tanatorio de San Isidro.

Los amigos y familiares de las víctimas se quejan del trato recibido en el Tanatorio de Cuenca. Una tragedia que destroza una familia una vez más.

Gobierno dominicano asistirá a familiares de fallecidos accidente en España

EL GOBIERNO DOMINICANO DA SU AYUDA

El Gobierno de la República Dominicana brindará "todo" el apoyo necesario a los parientes de la familia dominicana de cinco miembros que murió ayer en un accidente en la provincia de Cuenca (centro de España), cuando su vehículo chocó contra un camión, informó la Cancillería.

Las víctimas, que residía en Valdemoro (Madrid), donde hoy se decretó un día de luto, son un matrimonio formado por un hombre de 28 años y una mujer de 26, sus dos hijas de 4 y 8 años de edad, y un niño de 11 años, que era pariente de la familia.

El cónsul general de la República Dominicana, Frank Bencosme, dijo en un comunicado divulgado por la Cancillería que el presidente del país, Danilo Medina, instruyó "para que amparemos a esta familia, brindándole todo el apoyo que sea necesario, y verdaderamente unirnos a su dolor ayudándoles a resolver la situación en este momento tan difícil".

Bencosme explicó que cuando se produjo el accidente en el lugar llovía intensamente.

Asimismo, explicó que al parecer, los niños llevaban puestos los sistemas de retención infantil y los adultos el cinturón de seguridad, "pero el impacto fue tan brutal, que ninguno de esos sistemas de seguridad pudieron impedir el fatal desenlace".