Ignacio González defiende que la reforma fiscal va en la "mala dirección"

madrid

| 14.03.2014 - Actualizado: 16:16 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado que los aspectos de la reforma fiscal que prepara el Gobierno que han trascendido van en la "mala dirección" y supondrán una subida fiscal y un perjuicio para los ciudadanos de la Comunidad de Madrid.

Durante una visita al centro de control de Oleoductos de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), González ha defendido una reforma que reduzca la presión fiscal a ciudadanos y empresas, reactive la economía y mantenga la capacidad de decisión de las autonomías sobre sus propios impuestos.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha considerado que las informaciones que han trascendido sobre la reforma apuntan, en su opinión, que esta parece tratar de beneficiar a los "incumplidores" del déficit y de la contención del gasto, por lo que se ha mostrado "preocupado" por la misma.

“ENORME PREOCUPACIÓN Y UNA ENORME INSATISFACCIÓN"

Preguntado por el informe redactado por un grupo de expertos sobre la futura reforma fiscal, González ha dicho que sólo conoce lo que han publicado los medios de comunicación, y "con todas las cautelas", si se confirman las recomendaciones de los expertos y el Gobierno central las incluye en su reforma, a él le produciría "una enorme preocupación y una enorme insatisfacción".

Si fuera así, ha dicho, "se estaría produciendo un perjuicio importante a Madrid desde el punto de vista fiscal", porque se volvería a "penalizar a aquellos que han hecho una gestión que ha sido capaz de mantener sus cuentas equilibradas, cumplir el objetivo de déficit y colaborar al cumplimiento de los objetivos generales", y supondría "ceder a algunas pretensiones que de manera sistemática han hecho otros que no han cumplido los objetivos".

"No tiene sentido que cuando uno está cumpliendo los objetivos económicos y consiguiendo muy buenos resultados a través de su política fiscal, que es incentivadora de la economía y el ahorro, se aborte esta situación. No le alcanzo a ver el objetivo ni la ventaja, cuando además no va a repercutir en mayores ingresos para el Estado", ha añadido González.

SUCESIONES, DONACIONES, VIVIENDA…

Y ha recordado, en este sentido, que si se establece un tipo impositivo obligatorio para el impuesto de sucesiones y donaciones (que en Madrid está bonificado al 99%) la recaudación iría a las arcas de la región, no a las estatales, cuando la bonificación de ese impuesto precisamente ha hecho que se multipliquen por seis los donantes.

Otro de los objetivos del informe de los expertos -el de mantener la unidad de mercado- no se comprende si Navarra y el País Vasco pueden suprimir estos impuestos y el resto de autonomías no pudieran hacerlo, ha agregado.

Tampoco ha compartido González que se elimine la deducción por la compra de vivienda o que se tenga que pagar renta por la posesión de una vivienda, elementos que "no parecen muy incentivadores" para ayudar a las familias ni para reflotar el sector inmobiliario, "que ha sufrido mucho" con la crisis.

"Parece que se está mirando más a incrementar los recursos a través de aumentar los impuestos en lugar de hacerlo sobre la incentivación de la actividad económica", ha lamentado, antes de añadir que si se concreta esta suposición, sería preocupante y "una mala decisión", por lo que ha confiado en que el Gobierno atienda sus recomendaciones y no avance en la dirección que se propone en el estudio de los expertos.

Con todo, si se concreta la reforma fiscal de manera insatisfactoria para los madrileños, la Comunidad "estudiará qué medidas se pueden introducir" en el marco que se le permita por ley para "seguir favoreciendo a las empresas y a los ciudadanos".

"QUE SE GUARDE EN EL CAJÓN"

Por su parte, el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria, espera que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, "guarde en el cajón" la parte del informe redactado por un grupo de expertos sobre la futura reforma fiscal en la que se apuesta por una subida impositiva.

Tras firmar un convenio de colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME), Victoria ha reiterado el "máximo respeto" de la Comunidad de Madrid a las más de 270 proposiciones de cambios impositivos que han elaborado un comité de expertos presidido por Manuel Lagares y de las que hoy el Consejo de Ministros realizará un primer análisis.

El portavoz del Gobierno regional, no obstante, ha expresado su deseo de que el titular de Hacienda "guarde en el cajón por bastante tiempo" la parte del informe en la que se apuesta por la subida de impuestos y por "restar" competencias y autonomías fiscales a las comunidades autónomas.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid cree que hay razones para rechazar "a priori" la reforma fiscal que proyecta el Ejecutivo central porque supondrá una subida impositiva para los madrileños y porque "garantiza" los ingresos a unas regiones "en detrimento de otras".