Identificados los restos de un senderista desaparecido hace años en la Pedriza

madrid

| 11.03.2014 - Actualizado: 18:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha identificado el cadáver de un montañero de 40 años encontrado el pasado mes de noviembre en La Pedriza, que desapareció hace dos años mientras practicaba senderismo y que pudo morir a causa de una caída, informaron hoy fuentes del instituto armado.

El pasado mes de enero, la Guardia Civil pidió la colaboración ciudadana para identificar los restos óseos hallados, que se correspondían con un hombre de entre 30 y 45 años, que podría tratarse de un experto montañero por el lugar donde apareció.

Varias familiares contactaron con el instituto armado y tras facilitar pruebas de ADN finalmente se pudo identificar al fallecido.

Los restos óseos fueron encontrados por unos senderistas el 1 de noviembre de 2013 en el paraje "Callejón de las Abejas" de La Pedriza.

El Servicio de Rescate en Montaña de la Guardia Civil y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Colmenar Viejo acudieron al lugar y recogieron los huesos, que estaban esparcidos al pie de un risco de unos 20 metros de altura existente en la zona conocida como PR1.

La autopsia practicada tras el hallazgo de los huesos -solo fue hallada la parte superior del cuerpo- no fue suficiente para identificar los restos por su avanzado de descomposición, por lo que se derivó al Servicio de Antropología Forense.

Las pruebas practicadas determinaron que se trataba de un hombre de entre 30 y 45 años, de entre 1,65 y 1,75 metros de estatura y piel blanca, además de pelo castaño claro o rubio, muy corto y escaso.

El cuerpo presenta una dentadura cuidada, con empaste con amalgama de plata en el molar inferior derecho, y según la investigación pudo fallecer en noviembre de 2012, un año antes del momento en el que fue encontrado.

Pese a estos datos, la Guardia Civil reclamó la colaboración ciudadana para identificar el cadáver, ya que no lo lograba por sus medios de investigación habituales.