Iberia subastará miles de artículos perdidos en aviones y maletas extraviadas

madrid

| 19.06.2013 - Actualizado: 16:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Iberia subastará este jueves jueves miles de camisetas, relojes, libros, zapatos, bolsos, bisutería e incluso cacerolas, tablas de surf, vestidos de novia o estatuas que fueron olvidados en las cabinas de los aviones o que estuvieron durante más de seis meses en equipajes perdidos y no reclamados.

Son los artículos que durante más o menos un año un par de empleados de la empresa Masa, subcontratada por Iberia, han ido sacando de las maletas perdidas y clasificando en las estanterías y cajas habilitadas para ello en una de las naves que la aerolínea tiene en la zona industrial del aeropuerto de Barajas.

Cada semana les llega una media de 50 maletas que durante más de 6 meses estuvieron en los depósitos de equipajes extraviados y que no fueron reclamadas o no pudieron ser identificadas para ser entregadas a sus dueños.

En este almacén de Barajas las maletas tienen la última oportunidad de volver a manos de sus dueños, ya que al abrirlas puede encontrarse algún dato identificativo que el propietario haya escrito en su interior.

En caso contrario, los dos empleados de Masa inician su tarea: desechan los artículos inservibles, que pueden ser desde alimentos perecederos a ropa en muy mal estado, y empiezan a clasificar los artículos que están en buenas condiciones.

DISTRIBUIDOS EN LOTES

Un tasador es el encargado de valorar estos artículos, que son distribuidos en lotes.

El próximo día 20 serán 8 los lotes subastados, que tienen un precio inicial de salida de más de 55.000 euros, de los que el número 1, que contiene fundamentalmente ropa, es el más costoso con una tasación de unos 12.000 euros.

Sin embargo, los números 5 (informática, telefonía y música) y el 6 (deportes) son los que parten con un precio de salida más bajo de 2.886 y 2.759 euros, respectivamente.

En ellos hay toda clase de artículos y en grandes cantidades: 5.473 camisetas, 1.211 pantalones cortos, 1.551 vestidos (más 3 de novia), 841 relojes, 184 tijeras, 322, gorras, 197 peluches, más de 1.000 libros y unos 300 carritos de niño, además de un chorizo, un masajeador de pies y un equipo de instrumentos médicos.

Los lotes están expuestos desde hace días en la nave de Barajas para que los interesados, normalmente subasteros o propietarios de tiendas de ropa de segunda mano los vean y hagan una "plica cerrada" que consiste en evaluar económicamente ese lote, haciendo un depósito inicial.

El próximo día 20, sólo podrán acceder a la subasta los que tengan el resguardo de haber presentado esa plica y presenciarán la apertura de los sobres con las ofertas y su adjudicación.

Fuentes de Iberia explicaron que normalmente todos los lotes son adjudicados en la subasta y habitualmente son los mismos pujadores los que asisten cada año.

No todos los artículos subastados han sido olvidados en los aviones de Iberia o en maletas que iban en sus bodegas, sino que pertenecen a extravíos recogidos en todas las aerolíneas que operan en aeropuertos españoles.

Iberia es la encargada de llevar a cabo esta subasta por una ley que data de 1942, fecha en la que se decidió que como "compañía de bandera de España es la depositaria legal de todo lo que se pierde en los aeropuertos del país".

La compañía no obtiene ningún beneficio de esta subasta, ya que el dinero recaudado se destina a pagar a la empresa contratada para realizar este servicio y los costes de la subasta.

En caso de que sobre dinero, se entrega al organismo competente, que es el Ministerio de Fomento.