Hosteleros y camareros, en pie de guerra contra la Ley del Tabaco

Temen la pérdida de 150.000 puestos de trabajo y el cierre de 500 locales de ocio nocturno

Los camareros rechazan la futura ley antitabaco y piden que refleje la "convivencia" entre fumadores y no fumadores

madrid

| 24.11.2010 - 15:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Empresarios de ocio nocturno de la Comunidad de Madrid y camareros se han concentrado hoy ante la sede del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad para protestar por la prohibición total del consumo de tabaco incluida en la proposición de Ley del Tabaco, que en los próximos días se debatir

en el Senado.

El acto de protesta, que se celebró con el eslogan "Ley Tabaco + Botellón = Kaos de la Noche", tuvo lugar a las once de la mañana ante las puertas de la sede del Ministerio, en el paseo del Prado, organizado por la asociación de empresarios de locales de ocio de la Comunidad de Madrid "Noche Madrid".

Una concentración que forma parte de la campaña de movilización promovida por la Federación Española de Hostelería y sus 75 asociaciones a nivel nacional bajo el lema "Prohibición total = ruina de la hostelería". Con ella, quieren poner de manifiesto los efectos "catastróficos" que a su juicio tendrá para el sector la prohibición total del tabaco en los establecimientos.

Temen la pérdida de 150.000 puestos de trabajo y el cierre de 500 locales de ocio nocturno cerrados en Madrid. Estas son algunas de las consecuencias que los representantes del sector de la hostelería prevén si la reforma de la ley antitabaco entra en vigor en los actuales términos.

Por eso insisten en pedir que los locales puedan contar con habitáculos cerrados en los que unicamente entren fumadores.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Maitres y Camareros de España (AMYCE), Mariano Castellanos, ha manifestado su oposición la nueva ley del tabaco que prohibirá fumar en los espacios públicos cerrados y ha pedido que se desarrolle una regulación que refleje la "convivencia" entre fumadores y no fumadores.

"Debe haber una ley que respete a unos y otros, con unas normas generales que debemos respetar todos pero con sitios para los que quieran fumar donde no molesten a los que no quieran fumar", ha explicado en declaraciones a Europa Press.

"A un supermercado se va a comprar, a un autobús a viajar y a un bar o restaurante se va a disfrutar, son establecimientos diferentes", ha señalado, al tiempo que ha recordado que, al igual que en otras profesiones, cuando alguien decide ser camarero sabe qué va a tener que atender a clientes fumadores.

Por su parte, el vicepresidente de Noche Madrid, Dionisio Lara, que ha insistido en que la normativa es "totalmente inoportuna" y que va a generar "perjuicios económicos muy claros" para la economía española, cuyo pilar fundamental es el turismo.

Los vecinos, según Lara, también se verán afectados por esta nueva ley, que será efectiva el 2 de enero, ya que el 40 por ciento de los clientes de los locales nocturnos son fumadores y, en su opinión, se concentrarán en la puerta provocando ruidos durante toda la madrugada.

Para hacer hincapié en esta idea, los manifestantes han realizado una representación frente al Ministerio de Sanidad, en la que un vecino tumbado en una cama intentaba dormir mientras los ruidos provocados por el "botellón" y la ley antitabaco se lo impedían.

Lara ha señalado que precisamente el "botellón" y la ley antitabaco son los mayores problemas a los que se enfrenta la noche madrileña, y ha asegurado que la intención del Gobierno con esta ley no es reducir el número de fumadores y preservar la salud de los españoles.

Desde AMYCE recuerdan que esta nueva ley puede provocar la eliminación de entre 100.000 y 150.000 puestos de trabajo de un sector que, según ha explicado, en los tres últimos años "ha visto reducido su poder adquisitivo, trabajando las mismas horas, y su calidad de vida". "Ya hay muchos profesionales que están en el paro", ha asegurado.

Así se suma a la propuesta de la Federación Española de Hostelería (FEHR), que ha solicitado se incluyan cubículos sólo para fumadores, ya que consideran que facilita al cliente fumar en el espacio en el que se encuentra consumiendo, aunque para Castellanos estos espacios deben estar "bien ventilados". Aunque, ha recordado que esta solución no es factible para espacios de menos de 100 metros cuadrados.

Por otra parte, ha denunciado la falta de información general que se está suministrando sobre este tema, y entiende que son ellos quienes van a tener que hacer cumplir la ley a partir del día dos de enero -fecha en la que están prevista su entrada en vigor-, aunque aún nadie les haya informado sobre cómo llevarla a la práctica.