Heridos graves dos jóvenes en Alcalá, uno por arma blanca y otro al precipitarse desde un quinto piso

Los hechos han ocurrido a las 3.41 horas de este jueves en la calle Antonio Machado de la localidad

madrid

| 27.04.2017 - 08:30 h

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Dos ciudadanos chinos, de 20 y 22 años de edad, han resultado heridos graves en Alcalá de Henares, uno al precipitarse desde un quinto piso y otro herido con arma blanca en un suceso que investiga la Policía Nacional y que apunta a una posible pelea entre compañeros de piso.

Según ha informado Emergencias Comunidad de Madrid 112, los hechos han ocurrido hacia las 3:40 horas en un inmueble situado en el número 1 de la calle de Antonio Machado, en la localidad complutense.

Por causas que aún se desconocen, dos varones han resultado heridos graves y han sido atendidos en el lugar por sanitarios del Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA). Uno de los heridos es un varón de 22 años que se encontraba en el domicilio y que presentaba "múltiples" heridas superficiales por arma blanca.

Tras ser estabilizado en el piso, el joven ha sido trasladado en estado grave al hospital de La Princesa, en la ciudad de Madrid. La otra víctima es un varón de 20 años que, al parecer, se ha precipitado al vacío desde la misma vivienda, situada en una quinta planta, y que ha sobrevivido.

Los sanitarios del SUMMA lo han atendido en el lugar por traumatismos torácico y craneoencefálico y una fractura abierta en un pie antes de trasladarlo en estado grave al hospital Príncipe de Asturias del municipio alcalaíno. La Policía está recabando testimonios y pruebas para esclarecer lo ocurrido, que en principio apunta a una pelea entre compañeros de piso por motivos que se investigan, han explicado a Efe fuentes de la investigación.

Una pareja que vive en el piso escuchó hacia las tres de la mañana unos ruidos fuertes y, tras salir de su habitación para ver qué ocurría, encontraron apuñalado en el suelo de su dormitorio a otro compañero de piso. También vieron que una ventana estaba abierta y, al asomarse, se dieron cuenta de que otro inquilino se había precipitado por ella.