Herido grave por asta de toro un hombre en el último encierro de las Fiestas de Arganda

Encierros de Arganda del Rey (Archivo)

madrid

| 14.09.2015 - 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un hombre de 59 años ha sido hospitalizado en estado grave en el Gregorio Marañón tras sufrir dos heridas por asta de toro durante el último encierro de las fiestas de Arganda del Rey, que se ha celebrado esta mañana.

El hombre estaba asomado con "medio cuerpo por fuera" después de que pasara un grupo de toros y no ha visto que venía otro animal "rezagado" que le ha corneado, según han explicado fuentes municipales.

El incidente se ha producido pocos segundos después de que salieran de los chiqueros los toros. El participante ha sufrido un cornada en el hemitórax y el abdomen y fue trasladado con pronóstico grave al hospital Gregorio Marañón de Madrid por efectivos del Summa 112 tras recibir atención en el quirófano de la plaza, según han indicado fuentes del 112 y del Ayuntamiento de Arganda del Rey.

El herido ha viajado en la ambulancia en estado estable y se encontraba pendiente de valoración por posible afectación en el pulmón. El último encierro de las fiestas patronales de Arganda ha transcurrido por la calle Real y en él los participantes han corrido junto a reses de Jaral de la Mira.

El varón hospitalizado es vecino de la localidad de Valdelaguna, en el sureste de la Comunidad de Madrid, según han añadido desde el Consistorio. Este encierro, transcurrido por la calle Real, es el último de las fiestas patronales de Arganda del Rey, que arrancaron el 6 de septiembre y se prolongarán hasta el 14 de septiembre, con un amplio programa de actividades taurinas entre las que destacan los encierros, la feria de novilladas y el concurso de recortes.

Hasta ahora no se había producido ningún incidente de gravedad, aunque el pasado 10 de septiembre un joven de dieciocho años sufrió heridas leves tras recibir una cornada de siete centímetros en la rodilla derecha.