Herida grave una mujer de 31 años tras ser atacada por un pitbull en Entrevías

La mujer ha sufrido diversas mordeduras en el tórax, el abdomen, el brazo derecho y en ambas piernas

El perrono figura en registro ni tiene licencia

madrid

| 26.04.2018 - Actualizado: 14:59 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El perro que anoche hirió de gravedad a una mujer en el barrio madrileño de Entrevías no figura en el registro de animales peligrosos y no tenía licencia ni seguro, y además estaba a nombre de una persona que no era realmente su dueña, ya que ésta tiene antecedentes penales y por eso no puede tenerlo.

La Policía Municipal de Madrid ha informado hoy de las circunstancias del suceso, ocurrido anoche sobre las once en la calle Manuel Maroto, cuando la mujer entraba en el domicilio de unos conocidos y, al abrir la puerta, fue atacada por el pitbull de esta familia en el recibidor de la vivienda.

Sufrió mordeduras en el tórax, el abdomen, en el brazo derecho y en las piernas y también desgarros en el muslo y en el brazo derecho, de los que fue atendida por el Summa, que la trasladó grave al hospital 12 de octubre, donde ha quedado ingresada en estado grave, según informó Emergencias Madrid.

Los agentes que acudieron al lugar comprobaron que la mujer había sido rescatada del ataque por un vecino que, al oír los gritos, salió con una correa y logró atar al can, ha explicado un portavoz del Cuerpo. En el domicilio del perro estaban dos menores de 15 y 12 años que relataron que la amiga que fue a visitarles llevaba comida y por eso el perro la atacó, y los agentes llamaron a su madre, que estaba trabajando, quien al llegar no acreditó ninguna documentación del pitbull.

Al comprobar la identidad de la dueña los agentes descubrieron que no podía ser la responsable de este tipo de can porque cuenta con antecedentes penales, y vieron que el chip del animal estaba a nombre de otra mujer, una amiga suya. La dueña fue sancionada por no presentar cartilla de vacunación del perro, ni el seguro obligatorio para esta raza, ni la licencia específica ni la inscripción en el registro de perros potencialmente peligrosos, ha precisado la Policía. Además señalaron que el perro no tenía puesto bozal ni correa al traspasar la puerta, como también es preceptivo.

El perro fue recogido por el Sevemur (Servicio Veterinario de Urgencia de Madrid) y trasladado a un centro municipal.

La Policía Municipal, encargada de la investigación, ha precisado que la víctima sufrió heridas graves por las que tendrá que ser intervenida quirúrgicamente.