Hallan seis hornos de cal medievales en unas excavaciones en Boadilla

Yacimiento arqueológico en Boadilla

madrid

| 18.08.2016 - 19:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha anunciado hoy que se han encontrado cinco hornos de cal medievales en la reanudación de las excavaciones arqueológicas en el cerro de San Babilés de la localidad, que se suman a otro de grandes dimensiones identificado en 2014.

Esta nueva campaña, mucho más ambiciosa, ya que cuenta con un presupuesto de 250.000 euros frente a los 40.000 con los que se comenzó a excavar la zona, y que se desarrollará durante los próximos 5 meses, está ofreciendo ya "hallazgos significativos", según ha señalado el Consistorio en una nota de prensa.

En las prospecciones realizadas en 2014 se identificó, entre otras cosas, un enorme horno de cal de más de dos metros de diámetro y una profundidad de tres metros de época medieval.

En los trabajos reanudados este verano se han identificado ya hasta cinco nuevos hornos, de la misma época y de menores dimensiones, dispuestos en grupo, y uno de ellos geminado.

Los hallazgos encontrados hasta ahora confirman la existencia de asentamientos organizados en torno a una ermita desde finales del siglo VIII, con una necrópolis asociada que tenía su origen en el final de la época romana.

Los hornos de cal hallados indicarían que se habrían reutilizado materiales, probablemente para levantar la iglesia que en el siglo XIII se edificó sobre el templo visigodo para sacralizar el territorio reconquistado, de la que también han aparecido restos así como de una ampliación realizada en el siglo XVI.

Para el equipo arqueológico contratado por el Ayuntamiento de la localidad, esto corrobora el interés que mostraron los constructores del templo en finalizar cuanto antes su trabajo.

La campaña de excavación también pretende hallar los restos de San Babilés en el lugar en el que la tradición señala que fue su martirio, aproximadamente en el año 715, durante la invasión musulmana.

El alcalde de Boadilla, Antonio González Terol, ha indicado que estos descubrimientos "satisfacen con creces las expectativas tanto de los vecinos como de los miembros de la hermandad del santo patrón del pueblo, una de las más antiguas de España de las que se tiene documentación histórica que pruebe su existencia", del siglo XV.