Un detenido por el homicidio de un hombre dentro de un coche en Vicálvaro

Vecinos de la zona dicen que oyeron un disparo y luego a un hombre gritar "Mi amigo se ha matado"

madrid

| 14.01.2012 - 11:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre ha sido detenido como presunto autor de la muerte de otro, que esta mañana recibió un disparo de escopeta en la cabeza cuando se encontraba en el interior de un vehículo en el distrito de Vicálvaro, han informado a Efe fuentes policiales.

El detenido es E.M.R., de 33 años, que fue interceptado a escasos metros del suceso, en el que ha perdido la vida M.A.J., de 45 años, ambos españoles.

El suceso se ha producido alrededor de las 08:45 horas frente al número 47 de la calle de San Cipriano, en Vicálvaro, y cerca de la salida del Metro del mismo nombre, después de que ambos hombres hubieran mantenido un forcejeo, según las mismas fuentes.

Tras recibir la Sala del 091 una llamada alertando de una discusión entre dos hombres y del posterior disparo, al lugar de los hechos se trasladó rápidamente un indicativo del Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la comisaría de San Blas, que hallaron a la víctima dentro de un coche y, al ahora detenido, a pocos metros.

La víctima tenía la cabeza reventada por un disparo de escopeta, en el interior de un Renault Scenic de color granate parado en plena calzada.

Los sanitarios del Samur sólo han podido confirmar su fallecimiento y el cadáver ha quedado a disposición de la autoridad judicial.

VARIOS VECINOS OYERON A UN HOMBRE GRITAR "MI AMIGO ME HA MATADO"

Vecinos del distrito madrileño de Vicálvaro, donde esta mañana ha muerto un hombre de 45 años tras recibir un tiro en la cabeza con una escopeta de caza, han afirmado que, tras el disparo, oyeron a una persona gritar 'Mi amigo se ha matado'.

Purificación Mena, dueña de una panadería situada en la calle San Cipriano, frente al lugar del suceso, ha explicado que, tras escuchar el estrépito ocasionado por el disparo, ha visto cómo un hombre, "con las manos sobre la cabeza", se dirigía hacia una cabina telefónica gritando "mi amigo se ha matado".

Además, ha comentado que su marido ha salido para ver qué ocurría y ha visto el coche con un hombre con el rostro "levantado" por el disparo.

Por su parte, el marido y dueño de la panadería, Paulino López, ha asegurado que al escuchar el disparo ha salido para averiguar quién era el que se encontraba dentro del vehículo. "No era reconocible porque la cabeza la tenía destrozada toda. Es una pena cómo estaba", ha apuntado.