Güemes apuesta por extender a otros ámbitos el modelo de gestión privada de hospitales

Asegura que contribuyeron a moderar el gasto sanitario

Sostiene que el modelo de gestión privada de hospitales es "eficiente en coste y tiempo de ejecución"

Entiende que "constituyó el precedente de la libertad de elección en la Comunidad de Madrid"

Los grupos de oposición han manifestado su rechazo a esta iniciativa

madrid

| 18.04.2017 - 14:38 h
REDACCIÓN

El exconsejero de Sanidad Juan José Güemes ha abogado hoy por extender a otros hospitales públicos la gestión mixta implantada en siete de los once centros construidos durante el Gobierno de Esperanza Aguirre, al considerar que estas fórmulas público-privadas han sido "extraordinariamente eficaces".

Güemes (que puso en marcha este nuevo modelo cuando asumió el cargo de consejero en 2007) ha hecho estas declaraciones en su comparecencia en la comisión de estudio de la deuda de la Asamblea de Madrid, dos semanas después de la de su antecesor en el cargo, Manuel Lamela, para dar explicaciones sobre el mismo asunto.

"Estas fórmulas de colaboración público-privadas han probado ser una fórmula eficiente en coste y en tiempo de ejecución que podrían servir para la urgente modernización y ampliación de algunos de los grandes hospitales de la Comunidad de Madrid", ha comentado.

A su juicio, estas modalidades de gestión implantadas en siete de los once nuevos hospitales inaugurados entre 2007 y 2008 (Sureste, Tajo, Henares, Infanta Leonor, Infanta Cristina, Infanta Sofía y Puerta de Hierro, que se trasladó a Majadahonda) "han probado ser extraordinariamente eficaces".

El mantenimiento de estos siete hospitales, gestionados directamente por el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), depende de unas empresas concesionarias que también se encargan de gestionar servicios no sanitarios como la limpieza, la seguridad o la lavandería.

"La apertura de esos centros hospitalarios contribuyó a la moderación del crecimiento del gasto sanitario", ha dicho refiriéndose también a los otros cuatro nuevos hospitales de gestión totalmente privada (Rey Juan Carlos de Móstoles, Torrejón de Ardoz, Collado-Villalba y Valdemoro).

En este punto, ha destacado que en el periodo comprendido entre 2008 y 2010, cuando ya funcionaban los nuevos hospitales, el gasto sanitario público de la Comunidad de Madrid creció un 2,8 % frente a la media del 5,3 % del conjunto de las comunidades autónomas.

Además, ha indicado que la elección de las modalidades de gestión público-privadas "dejó una holgura presupuestaria" en las dos últimas legislaturas "como para invertir 1.497 millones de euros en la modernización de los hospitales existentes y en la ampliación y modernización de la red de centros de atención primaria".

Güemes ha justificado la construcción de los nuevos hospitales de gestión mixta por el aumento y envejecimiento de la población y ha subrayado que "todos duplicaron su actividad en su segundo año de vida y se convirtieron en actores principales en la sanidad pública madrileña". Asimismo, ha sostenido que la construcción, mantenimiento y prestación de los servicios no sanitarios de estos hospitales durante 30 años por parte de empresas concesionarias es "más eficiente" que la contratación de todos estos conceptos "por separado".

El exconsejero ha puesto como ejemplo el caso del hospital Infanta Leonor, en Vallecas, con el que diez años después de su construcción se habrán pagado más de 101,5 millones de euros y quedarán por pagar otros 203,1 millones, sin tener en cuenta la gestión de los servicios no sanitarios, con un coste anual de 6,2 millones.

Según sus cálculos, si este hospital se hubiera puesto en marcha con el modelo tradicional de gestión directa, a los diez años habría habido que pagar más de 172 millones de euros, aunque no ha especificado cuánto quedaría por abonar.

LA OPOSICIÓN MUESTRA SUS RESERVAS

En declaraciones a los medios, el diputado de Podemos José Manuel López (que ha abandonado la presidencia de la comisión para ejercer de portavoz) cree que "a día de hoy ya estarán pagados los hospitales" de gestión mixta, aunque ha reconocido que no lo pueden saber con certeza debido a la "opacidad" del canon que pagan a las empresas concesionarias.

En la misma línea, el diputado del PSOE-M José Manuel ha criticado la "falta de transparencia" en unos contratos que "son lesivos para el interés público" y "no tienen ninguna forma de comprobar cuánto se va pagando".

Por su parte, la diputada de Ciudadanos Susana Solís ha dicho que su grupo ha pedido una auditoría a la Cámara de Cuentas para determinar si el coste por paciente en un sistema sanitario de gestión directa es mayor o menos que en un modelo público-privado.

A continuación, ha comparecido el director gerente del Hospital Universitario del Sureste, Carlos Sangregorio, que ha dicho que este año la auditoría del centro ha sido "favorable" y sólo en dos ocasiones ha sido "favorable con salvedades".