Guardia Civil y familiares buscan sin descanso a María Piedad cuando se cumplen tres meses de su desaparición

madrid

| 12.03.2011 - 10:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Guardia Civil, familiares y personas desinteresadas continúan sin descanso la búsqueda de María Piedad, la mujer de 30 años de Boadilla del Monte que desapareció el pasado 12 de diciembre tras una cena de empresa, cuando este sábado se cumplen tres meses sin noticias de ella.

En las últimas semanas, las unidades especializadas de la Benemérita han rastreado una gran cantidad de terreno de la Comunidad, especialmente en la zona que va desde Villanueva de la Cañada hasta Navalcarnero y ha sobrepasado ya los cien pozos inspeccionados.

A pesar de la intensidad de las búsquedas, no han hallado ningún indicio, prueba o prenda de la joven boadillense. Tampoco hay movimientos de tarjetas o documentación de la joven ni declaraciones que apunten en alguna dirección más concreta, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Además de esta labor, familiares, amigos, conocidos y colaboradores organizan cada fin de semana batidas ciudadanas, en coordinación con la Guardia Civil, en determinadas zonas. En ocasiones suelen revisar las zonas ya peinadas por los agentes y otras veces fijan objetivos nuevos.

El último fin de semana estuvieron buscando en Brunete, el anterior en el El Escorial, muy cerca donde se ahorcó el exnovio de María Piedad, y en otras ocasiones en el embalse de Valmayor. "Nos guiamos por lo que nos cuentan y por las zonas donde pudo estar el que se colgó porque hay secreto del sumario del caso y no nos han informado de más detalles", ha indicado a Europa Press Jorge, el hermano de la desaparecida.

Jorge ha agradecido el trabajo de la Guardia Civil y del Ayuntamiento de Boadilla, que ha ofrecido ayuda psicológica y todo el apoyo a la familia de María Piedad. "Estamos destrozados y hundidos. No podemos hacer otra cosa que buscar y buscar", ha agregado.

El círculo más cercano a la desaparecida ha creado una página web donde coordinan las búsquedas y donde muchos ciudadanos anónimos se ofrecen para colaborar. "Hay gente que aporta perros de rastreo, otras personas que son policía y otras que nos aportan ideas de búsqueda, lo que es muy importante", ha reseñado.

Jorge también ha señalado que amigos de la expareja de su hermana les han dado información sobre los sitios por los que se movía, no tanto su familia que "está también destrozada y no se explica lo que ha pasado". Los dos hijos que ambos tenían en común se encuentran ahora a cuidado de la abuela.

"Al más mayor, de 9 años, le hemos explicado de un forma un poco light lo que ocurría porque ya se preguntaba dónde estaba su madre y por qué le tenía que pasar esto. Eso es lo que también nos preguntamos nosotros", ha concluido Jorge.

Asimismo, ha recordado que mañana domingo 13 de diciembre a las 12 horas los allegados han convocado una concentración silenciosa en la plaza de la Cruz de Boadilla del Monte, con el apoyo del Ayuntamiento, para recordar a María Piedad y "para que España sepa que sigue sin aparecer".

UNA BÚSQUEDA MUY EXTENSA

La joven boadillense desapareció la madrugada del 12 de diciembre después de que su exnovio se ofreciera a acompañarla a casa tras una cena de empresa navideña. Cuatro días después, el hombre apareció ahorcado en San Lorenzo de El Escorial.

Desde entonces, agentes de la Benemérita, un helicóptero de este Cuerpo, así como voluntarios y miembros de Protección Civil en algunos casos, han buscado a la desaparecida por la zona donde fue encontrado muerta su ex pareja, por un paraje deshabitado de Fuenlabrada cercano a la M-50, por polígonos industriales de esta localidad, Alcorcón y Navalcarnero.

Posteriormente, la siguieron buscando por los márgenes del río Guadarrama, el pantano de Valmayor y fincas privadas, entre otros lugares. No obstante, vuelven repetidamente a otros lugares que ya había rastreado.

En el propio municipio de Boadilla los vecinos y guardias civiles han buscado también a la joven por las zonas del Ventorro, Monte de Romanillos, el Ferial, así como en los márgenes del río Guadarrama. Las investigaciones y las localizaciones del móvil de su ex pareja han llegado hasta el municipio de Quijorna, Brunete y la dehesa de la Raya del Palancar de Villanueva del Pardillo.

Los agentes han buscado también a la joven en vehículos todoterreno en el área comprendida entre los términos municipales de Boadilla, Villaviciosa de Odón, Villanueva de la Cañada y en los caminos que salen de las carreteras M-501 y la M-503 en Quijorna y en Boadilla del Monte. Posteriormente, se siguió el rastreo por la multitud de pozos que hay en la comarca, el embalse de Valmayor y el río Guadarrama.