Granados pide a Castro que diga si sabía que el aparcamiento se iba a adjudicar al marido de su concejal de Obras

La concejala de Obras de Getafe declarará el día 11 por presunta corrupción

madrid

| 01.03.2011 - 14:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha pedido explicaciones al alcalde de Getafe, Pedro Castro, por la adjudicación de un aparcamiento subterráneo al marido de la concejal de Obras, Cristina González. A juicio de Granados, el primer edil debe precisar si tenía conocimiento de este aspecto el día del Pleno en el que se produjo la adjudicación.

En declaraciones a los medios de comunicación, tras visitar la reforma de la Casa de la Cultura e inaugurar un campo de fútbol en Torrelodones, Granados ha indicado que si el alcalde sabía que la empresa adjudicataria iba a ser la del marido de la concejal, debería haber pedido a la edil que "se inhibiera y se saliera del Pleno".

"Quien tiene que explicar la situación es el alcalde de Getafe, si él conocía cuando se produjo esa adjudicación que estaba adjudicando una concesión a unos familiares directos de la concejala de Obras. De una manera sorprendente la primera denuncia del PP fue archivada por la Fiscalía, aludiendo a que esta obra no se pagaba con dinero público. Que me expliquen a mi qué es una concesión administrativa: dinero público, ya que el suelo es público y el servicio que se está prestando ahí es público", ha señalado.

"Es el momento de que el alcalde de Getafe dé explicaciones sobre qué está ocurriendo en ese Ayuntamiento y si él siendo el alcalde conocía el día que se adjudicó la obra en Pleno que esa concesión se le estaba adjudicando a familiares directos de la concejala y si lo conocía por qué no pidió a la concejala que se inhibiera y se saliera del pleno", ha añadido.

IMPUTADA LA CONCEJAL DE OBRAS POR CORRUPCIÓN

El Juzgado número 7 de Getafe ha citado a declarar el próximo día 11 de marzo, "como imputada", a la concejala de Obras, Cristina González, tras la reapertura del caso de la adjudicación de la construcción de un aparcamiento de 1.423 plazas a la empresa que presidía su marido.

Según han confirmado fuentes municipales, González ha sido citada a declarar junto a su marido como imputados en la causa reabierta a petición del PP, después de que la Fiscalía Anticorrupción archivara el caso en abril de 2010.

El PP volvió a llevar este caso a los juzgados, al presentar una una nueva denuncia el 28 de mayo del 2010, al entender que quedaron flecos pendientes por investigar.

El candidato del PP a la alcaldía de Getafe, Juan Soler, ha señalado hoy que se trata de "un caso gravísimo de posible trama de corrupción en el que se ven implicados concejales socialistas del Ayuntamiento".

Los populares apuntan que, además de la edil de Obras, en esta operación urbanística también podrían estar implicados el concejal de Hacienda, David Castro, y familiares de altos cargos públicos, como el marido y los padres de la concejala.

Soler ha asegurado que Cristina González adjudicó en 2007 las obras y explotación del parking de la calle Jilguero (461 plazas) a la cooperativa presidida por su marido y de la que también formaban parte su padre y su madre, como secretario y tesorera, respectivamente.

Posteriormente, también votó a favor de la modificación del pliego de condiciones y del contrato de adjudicación de esta concesión.

Desde el PP denuncian que la trama no se queda en los aparcamientos de la calle Jilguero, sino que afectaría a los cinco aparcamientos del plan municipal (1.423 plazas), ya que las cinco cooperativas adjudicatarias de estos proyectos se crearon en la misma fecha, compartían sede en el mismo domicilio, y pertenecían a la misma gestora, Roblepark S.L.

Juan Soler ha aseverado que "los socialistas no distinguen entre lo familiar y lo público. Estamos hablando de una trama que podría haber supuesto un beneficio aproximado de doce millones de euros para los gestores y concesionarios de los parkings".