La defensa de Granados pedirá rebajar su fianza

madrid

| 18.05.2017 - 12:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El abogado de Francisco Granados no descarta la posibilidad de pedir que se rebaje la fianza de 400.000 euros que le impuso ayer el juez Eloy Velasco para salir de prisión, pero antes lo consultará con su cliente, porque desconoce si alguien se ha ofrecido para depositar la que se le ha impuesto.

Por ello tiene previsto entrevistarse este jueves con el exconsejero madrileño en la prisión de Estremera (Madrid) y estudiar con él los pasos a dar para conseguir su libertad, según ha explicado el abogado de Granados, Carlos García de Ceca. El letrado entiende que existe la posibilidad de plantear una reducción de esa cantidad, teniendo en cuenta que su cliente tiene todas las cuentas bloqueadas y que va a tener dificultades para encontrar a alguien que esté dispuesto a colaborar con él y afrontar el pago de esa caución.

El hecho además de que se le haya impuesto la obligación de abonarla en metálico, lo que significa que no puede presentar bienes como aval, dificulta aún más reunir la cantidad reclamada. El juez Velasco, ayer, el mismo día en que se supo que había obtenido la plaza que solicitó en la nueva Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional, fijó esta fianza para Granados tras mantenerle dos años y siete meses en prisión provisional.

Velasco decidió modificar su situación una vez practicados los últimos registros en la causa en relación con Arpegio-Prisma, lo que disminuye el riesgo de destrucción de pruebas, y teniendo en cuenta que ya se ha levantado el secreto que pesaba sobre diversas piezas separadas secretas, principalmente la de la financiación ilegal del PP de Madrid.

Después de que la defensa de Granados pidiera su excarcelación en reiteradas ocasiones, el juez acogió la última solicitud que hizo el pasado 5 de mayo, al considerar que se ha rebajado el riesgo de fuga por el tiempo transcurrido en prisión.

Además, ha considerado que de esta forma Granados podrá acudir "en otras condiciones" al primer juicio oral de Púnica, el del chivatazo que le dio el guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino y en el que se enfrentará a una petición de la Fiscalía de tres años de cárcel.