Granados ganaba el 20% de las operaciones inmobiliarias en Valdemoro, según su socio

González Taboada, Tomás Gómez, Bórox y López Madrid, entre los señalados

Marjaliza dijo al juez que pagó mítines a Tomás Gómez por adjudicaciones

30.000 euros a la exdiputada de C's, Eva Borox, para que "no hiciera ruido" en Valdemoro

La trama pagó al exalcalde del PSOE en Pinto por la construcción del centro Plaza Eboli

Asegura que la trama "prácticamente" pagó a todos los partidos

madrid

| 17.05.2016 - 13:08 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
89.8%
No
10.2%

David Marjaliza, presunto cerebro de la trama Púnica, acusó al exconsejero Francisco Granados de hacerse con el 20% de las operaciones inmobiliarias que su empresa desarrolló en Valdemoro cuando éste era alcalde, a través de una sociedad en la que figuraba la mujer de su jefe de gabinete Ignacio Palacios.

Durante las 13 horas de confesión ante el juez del caso Púnica, Eloy Velasco, a las que ha tenido acceso Efe, Marjaliza explicó que cuando Granados llegó a la alcaldía él era un "promotor mediano" y como la política del suelo "depende de la potestad municipal empezamos una relación más fluida".

Ambos se habían conocido, dijo, en Alianza Popular y luego siguieron caminos diferentes, uno en la política y otro como promotor, una amistad que retomaron cuando nombraron alcalde a Granados. Fue entonces, prosiguió Marjaliza, cuando Granados le propuso aliarse con otro promotor mayor de la zona, Ramiro Cid Sicluna, para crear juntos una sociedad inmobiliaria en Valdemoro, cuyo nombre no llega a recordar porque después la vendió y alegó además llevar ocho meses "perdido", aludiendo a su estancia en prisión, de dónde salió unos meses después tras abonar 100.000 euros de fianza.

"Ahí empieza el tema", destacó Marjaliza, al relatar que finalmente la sociedad la constituyó con ese promotor y la mujer del jefe de gabinete de Granados, Ignacio Palacios, a la que correspondía un 20% de las ganancias, si bien ese dinero era realmente para el exconsejero madrileño.

Marjaliza relató además cómo Granados les animó a él y a Cid Sicluna a juntarse "para ayudarnos recalificando suelo" y obtener así un porcentaje de las ganancias derivadas de las operaciones inmobiliarias. Así, según su versión, desde 1999 hasta 2007 Granados se estuvo llevando entre 3.000 y 6.000 euros por cada vivienda que él promovía.

"Si se adjudicaban los suelos a un determinado precio, tú lo pactabas y lo pagabas", prosiguió, a lo que siguieron una serie de preguntas y respuestas del juez: "¿Y cómo se pagaba?". "Con dinero". "¿En mano?". "Claro". "¿Contante y sonante?. "Claro". "¿Y se lo llevaba el señor Granados?". "Claro". Según Marjaliza, las comisiones se daban normalmente en mano a Palacios y en ocasiones a Granados.

El imputado dijo que era sencillo para el Ayuntamiento adjudicar las promociones a una determinada empresa porque los pliegos eran "tan amplios que es fácil que haya una decisión política a un lado u otro, y eso no hay técnico que pueda tumbarlo".

Fue también Granados quien le avisó de que le estaban investigando tras una conversación que tuvo el exconsejero a las 4 de la madrugada en una discoteca de Valdemoro con un guardia civil. Entonces le recomendó romper la documentación que tuviera: "Sacamos tres carros del Carrefour y los llevamos a quemar", confiesa.

Marjaliza hizo estas declaraciones durante tres días en junio de 2015 y unos meses después, en diciembre, Velasco le impuso una fianza para salir de prisión al entender que había colaborado de forma positiva con la investigación.

GONZÁLEZ TABOADA, TOMÁS GÓMEZ, EVA BOROX, CONSTRUCTORES Y ALCALDES

El "conseguidor" de la trama "Púnica", David Marjaliza, implica en su última declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco a diferentes cargos públicos madriñeños como el entonces director General de Cooperación con la Administración Local y actual consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cristina Cifuentes Jaime González Taboada; al alcalde de Parla y secretario general del PSOE Tomás Gómez, a la exedil de Ciudadanos en Valdemoro Eva Bórox y al actual diputado del PP en Madrid y exalcalde de Alcalá de Henares Bartolomé González.

A lo largo de su declaración de casi 13 horas ante el juez, el considerado "cerebro" de la trama corrupta se refiere también a otros negocios que compartía con empresarios como el yerno del presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, Javier López Madrid, el dueño de Kiss FM, Blas Herrero y el director general de Société General, Donato González Sánchez.

Además de los nombres de Granados, sus sucesores en la Alcaldía de Valdemoro (Madrid) José Miguel Moreno Torres y José Carlos Boza Lechuga, Marjaliza narra al juez su relación con representantes públicos aún en activo, como es el caso del González Taboada, que era el que "mangoneaba" cuando se repartía el dinero del Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (PRISMA), conocido como el 'Plan Prisma'.

PAGÓ UN MITIN A TOMÁS GÓMEZ CON FELIPE GONZÁLEZ

Igualmente, se refiere a pagos realizados por las empresas que él representaba para actos electorales al ex alcalde socialista de Parla y ex candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez,- en uno de ellos participó el expresidente del Gobierno Felipe González- a cambio de adjudicaciones en el municipio parleño, así como del actual diputado del PP y excalcalde de Alcalá de Henares Bartolomé González, con quien pactó un pago de 60.000 euros.

Entre los responsables municipales cuya implicación en Púnica se ha revelado este martes, como consecuencia de la declaración a la que ha tenido acceso Europa Press, destaca el alcalde socialista de la localidad madrileña de Pinto, Antonio Fernández, por la construcción del proyecto comercial y empresarial Plaza Eboli; así como el que fuera alcalde de Getafe Juan Soler, a quien la Marjaliza pagó tres vacaciones de unos 3.000 euros.

De su declaración se desprende también que pagó "más de 200.000 euros" al Alfredo Ovejero, jefe de gabinete del primer edil 'popular' de Valdemoro, José Carlos Boza Lechuga, por la adjudicación de la gestión de los parquímetros de la localidad.

Igualmente sale a relucir en su declaración la ex 'número 3' de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid Eva Borox, en su etapa como concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Valdemoro, a quien entregó 30.000 euros en efectivo y vacaciones de superlujo en Mallorca y Sancti Petri (Cádiz).

El empresario ha explicado que la trama Púnica pagó "prácticamente a todos los partidos" aunque el "mayor porcentaje" lo obtuvo el PP porque "en esa época la mayoría de los ayuntamientos" madrileños eran gobernados por los 'populares". "Quién quería trabajar en este sector tenía que pasar por donde tenía que pasar", ha apostillado, al mismo tiempo que ha apuntado que "todo el mundo sabe que para coger una vivienda protegida en la Comunidad de Madrid tenías que pagar y es lo que hicimos para poder trabajar, no es otra cuestión. Esa es la realidad".

Así, además de los ya citados a lo largo de su extensa confesión aparecen otros responsables municipales de Madrid como el alcalde de Torrejón de Velasco y posterior portavoz del Grupo Popular en el consistorio de Parla, Miguel Angel López, o el excalcalde de Aranjuez Jesús Miguel Dionisio Ballesteros.

Entre sus contactos en el sector privado, Marjaliza fue preguntado por el juez y las fiscales Anticorrupción por un grupo de 'whatsapp' que el empresario tenía con con el empresario David Marjaliza, el yerno del presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, Javier López Madrid, el dueño de Kiss FM, Blas Herrero y el director general de Société General, Donato González Sánchez. Todos ellos compartían una oficina conjunta en Madrid, donde celebraban reuniones para los negocios de cada uno.