González y Aznar se reencuentran tres años después en la entrega de medallas de Madrid

madrid

| 15.05.2011 - 15:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar se han reencontrado este domingo en el Palacio de Cibeles, tres años después de su último acto conjunto, durante la entrega de las Medallas de San Isidro de Madrid.

Los dos dirigentes han acudido a la cita acompañados por sus mujeres, Ana Botella y María García Vaquero respectivamente, que han aparecido en la Galería de Cristales del Palacio de Telecomunicaciones acompañadas por la mujer del alcalde de la capital, Mar Utrera. Detrás de ellas, han hecho acto de presencia los homenajeados con el primer edil, Alberto Ruiz-Gallardón, vistiendo todos ellos traje y corbata oscuros y camisa azul claro y corbata.

Durante el acto, los tres dirigentes han ocupado las posiciones centrales de la primera fila, con González y Aznar sentados a ambos lados del primer edil, que ha impuesto las medallas de Oro de la capital a los dos políticos, además de entregarles los diplomas acreditativos del galardón.

Ambos expresidentes han aprovechado sus respectivas intervenciones para felicitar a su antaño rival en las urnas por el premio. Aznar ha sido el primero en subir a la palestra y en su discurso, muy protocolario, también ha mencionado al Rey don Juan Carlos y a Leopoldo Calvo Sotelo.

FOTOS DE CAMPAÑA

González ha intervenido posteriormente, y ha aprovechado sus palabras para asegurar que el país está "a punto de superar las manifestaciones más dramáticas" causadas por "quienes tratan de frenar la creación de una España libre" mediante "actitudes violentas e intolerables".

Además, el expresidente socialista ha bromeado con la fotografía que el Consistorio ha utilizado para la trasera del escenario, tomada hace unos años, al decir que la imagen "no es actual, como si fuera de campaña, de ésas de photoshop", bromeando así sobre las imágenes utilizadas por la candidata del PP a la Presidencia regional, Esperanza Aguirre, y despertando las risas del auditorio.

Al margen de la anécdota, el acto ha estado presidido por la seriedad de un evento institucional de estas características donde la "ausencia más presente", en palabras de González, ha sido la del primer presidente español de la Democracia, Adolfo Suárez, a quien la Corporación municipal también ha concedido la Medalla de Honor.

Sin embargo, el estado de salud del expresidente ha hecho imposible su asistencia en el evento, por lo que será el propio Alberto Ruiz-Gallardón quien se desplace hasta su domicilio para entregarle la medalla. Durante el acto, no obstante, sí se ha proyectado un vídeo recordando su trayectoria, lo mismo que con los otros dos premiados.

En cualquier caso, la imagen más buscada del día era la del saludo de González y Aznar, que se encuentran en contadas ocasiones y que no coincidían en un acto desde 2008, cuando se vieron en el funeral de Estado en memoria del también expresidente Leopoldo Calvo Sotelo en la catedral de La Almudena.

Hoy, como aquél día, también se han sentado juntos aunque con Gallardón presidiendo el acto entre ambos. Aunque el primer encuentro se ha producido en el interior del Palacio de Telecomunicaciones y alejado de la fiscalización de las cámaras, durante el resto del acto la cordialidad ha reinado entre los invitados, incluidos los protagonistas.

INVITADOS AL ACTO

Entre el público asistente al homenaje ha sido notable la ausencia, un año más, de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que en esta ocasión se encontraba en la pradera de San Isidro haciendo campaña electoral. El vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, ha acudido en su nombre al acto.

El Gobierno central ha estado representado por la ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, y junto a los principales representantes de la vida judicial, policial y empresarial de la región, así como el premio Nobel Mario Vargas Llosa. No han asistido, sin embargo, los líderes sindicales, cuyas sillas vacías se sumaban a otras muchas de personalidades que tampoco han asistido al acto.

La presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez; el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato; el exministro Joseq Piqué, la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato; el portavoz 'popular' en el Senado, Pío García Escudero; o el exportavoz de PP en el Congreso Eduardo Zaplana también se encontraban entre los invitados.

En un plano más local, han asistido al acto los tres portavoces municipales: Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU), así como muchos de los miembros de la Corporación municipal y también los candidatos a la Presidencia regional por el PSM, Tomás Gómez, e IU, Gregorio Gordo, y el socialista que aspira a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky.

Tras concluir las palabras, los invitados han disfrutado de una pieza musical a cargo de un cuarteto y un guitarrista antes de pasar al cocktail organizado para la ocasión.