Taboada, Soler y Tomás Gómez se querellarán contra Marjaliza

madrid

| 17.05.2016 - 19:36 h
REDACCIÓN

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha negado "rotundamente" las acusaciones vertidas contra él por el empresario cabecilla de la trama Púnica, David Marjaliza, asegurando que se quedaba con un tercio de las mordidas derivadas de las adjudicaciones del Plan Regional de Inversiones (PRISMA), y presentará una querella por delitos contra el honor, han informado fuentes del Ejecutivo autonómico.

El 'número tres' de Cifuentes va a interponer de inmediato acciones legales, de carácter civil y penal, por delitos contra el honor dada la "absoluta falsedad" de las palabras del empresario, que según recoge el sumario del caso, le ha acusado de quedarse con un tercio de las mordidas que supuestamente conseguían de las adjudicaciones PRISMA.

Estas mismas fuentes señalan que "tanto González Taboada como la totalidad de los diputados y miembros del Gobierno regional están sujetos a un estricto código ético, mediante el cual existe el compromiso de renunciar a sus actas y a sus cargos en el caso de que se dicte contra ellos auto formal de investigación, circunstancia que no se ha producido en el caso del consejero madrileño".

David Marjaliza, presunto cerebro de la trama Púnica, citó ante el juez al número 3 del equipo de Cristina Cifuentes y actual consejero de Medio Ambiente de Madrid, Jaime González Taboada, entre los supuestos perceptores de comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones y le acusa de "mangonear" contratos.

Según la declaración de Marjaliza ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, a la que ha tenido acceso Efe, González Taboada sería uno de los perceptores de comisiones irregulares en una trama que afecta al menos a las localidades madrileñas de Parla, Pinto, Moraleja de Enmedio, Serranillos del Valle, Aranjuez, Torrejón de Velasco, Alcalá de Henares, Valdemoro, Móstoles, Getafe, Moralzarzal y Collado Villalba.

Entre otras muchas cuestiones, los interrogadores preguntan al actual consejero de Medio Ambiente por el Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (Prisma), creado para repartir inversiones entre los municipios de la Comunidad.

La gestión la llevaba la Dirección General de Cooperación con la Administración Local, a cuyo frente estaba entonces Jaime González Taboada, quien, según la confesión, era hombre de confianza del vicepresidente regional, Francisco Granados, y repartía el 77,81% de los fondos del Plan Prisma.

"El que mangoneaba allí era él", sentencia Marjaliza en un momento del interrogatorio, en el que revela un método "no escrito" para cobrar las comisiones: Un tercio para los técnicos, un tercio para Granados o la Consejería y un tercio para "los que estaban allí", es decir, los directores generales, "Jaime González Taboada con su gente".

Marjaliza participó en diez o doce adjudicaciones, en las que se encargó de llamar a las empresas mejor posicionadas y decirles que si querían la obra debían pagar la comisión. "No hacía falta que dijera nada, era obvio. Todos sabían que yo era la mano derecha de Paco (Granados)", afirma.

Posteriormente, él se quedaba "un pequeño porcentaje" de la parte que correspondía a Granados. "Si por ejemplo para ellos eran 20.000, pues yo me cogía 5.000 o así", detalla.

El consejero madrileño ha negado "rotundamente" las acusaciones de David Marjaliza y ha anunciado acciones legales por delitos contra el honor.

JUAN SOLER Y BARTOLOMÉ GONZALEZ CALIFICAN DE FALSAS LAS ACUSACIONES

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Getafe y exalcalde del municipio, Juan Soler, ha anunciado que va a presentar una denuncia contra el constructor y uno de los principales acusados de trama Púnica, David Marjaliza, por un delito de calumnias y otro de atentado contra su honor.

El también senador y diputado autonómico ha tachado de "difamaciones" las acusaciones que Marjaliza ha realizado sobre él en el proceso, que ha valorado como "falsas" y con las que, según Soler, el empresario pretende "librarse de la pena que le puede corresponder por encabezar supuestamente una trama corrupta".

El presunto cerebro de la trama, durante sus trece horas de confesión ante el juez Eloy Velasco, afirmó que regaló al exregidor de Getafe tres vacaciones de verano de unos 3.000 euros que le había dicho "Pedro (García Pérez, de Cofely) que tenía que pagar para" Soler, unas dádivas que realizadas supuestamente a cambio de contratos.

Sin embargo, el político popular ha indicado siempre ha pagado sus vacaciones y ha anunciado que pondrá "a disposición de la justicia las facturas y comprobantes de todos los viajes personales que realizó durante su etapa como alcalde de Getafe".

Por otra parte, Soler ha reconocido, como ya hiciera en ocasiones anteriores, que fue invitado por GDF Suez, empresa matriz de Cofely, a "viajes de trabajo de cortísima duración" (de entre 24 y 48 horas). Fue precisamente por estos viajes a París por los que en el Ayuntamiento municipio madrileño se abrió la comisión de investigación de la Púnica por parte del PSOE local, que actualmente ejerce el Gobierno junto con IUCM y en la que Soler está citado a declarar.

El PP de Getafe ha indicado que en "la anterior legislatura Cofely no ganó ninguno de los grandes concursos a los que se presentó y que los escasos contratos rubricados con esa firma, la mayoría heredados de la anterior administración, fueron de una cuantía económica muy reducida".

Estos contratos, según el PP, "contaron con todos los avales administrativos y fueron refrendados por el pleno municipal", entre los que ha destacado la sustitución de la caldera del colegio público Rosalía de Castro.

La formación de Soler ha pedido la declaración en la comisión de investigación de Púnica de la actual alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, y del regidor de Móstoles y exconcejal getafense, David Lucas, ambos del PSOE, además de la del antiguo primer edil de la ciudad, Pedro Castro, que ya compareció en esta sede.

En el mismo sentido el exalcalde de Alcalá de Henares y diputado autonómico, Bartolomé González, ha anunciado que presentará una querella por injurias y calumnias contra el presunto cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, quien le ha involucrado en el caso.

González ha explicado que ya presentó una querella contra Marjaliza el pasado mes de junio, pero el juez le informó de que no procedía, ya que el caso se hallaba bajo el secreto del sumario y que estaba basada en unas declaraciones aparecidas en los medios de comunicación por parte de Marjaliza.

Tras el levantamiento del sumario, el exregidor alcalaíno y parlamentario de la Asamblea de Madrid ha indicado que ha decidido retomar la querella interpuesta en defensa de su honor.

TOMÁS GOMÉZ NIEGA LA ACUSACIONES Y EMPRENDERÁ ACCIONES JUDICIALES EN DEFENSA DE SU HONOR

El exalcalde de Parla y exsecretario del PSM, Tomás Gómez, ha negado las acusaciones vertidas contra él por el empresario David Marjaliza, considerado uno de los cabecillas de la trama Púnica, y avanza que emprenderá las acciones judiciales que procedan para defender su honor.

Así lo expone en un comunicado difundido por su abogado y en el que asegura que "jamás" adjudicó en su etapa de alcalde ninguna parcela de suelo a empresas relacionadas con Marjaliza, frente a lo que señala éste en su declaración ante el juez Eloy Velasco.

"Vista la rotunda falsedad de las afirmaciones proferidas por el señor Marjaliza, cuya credibilidad además en nula vistas sus circunstancias, procederemos a iniciar las acciones judiciales que procedan contra el mismo por atentar gravemente contra el honor del señor Gómez", expone la representación legal del exsecretario general del PSM.

Marjaliza expuso en su declaración judicial que pagaron actos electorales al ex alcalde socialista de Parla y ex candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, a cambio de adjudicaciones en el municipio parleño.

Según dijo, en algunas ocasiones era él personalmente quien iba a hablar con los alcaldes y para explicar al juez el procedimiento recurrió como ejemplo a "Parla Este, un consorcio de 11.000 viviendas". "No sé cuántas pertenecían al Ayuntamiento, las adjudicaciones se las repartían", detalló.