González reprocha a la izquierda que se manifieste cuando pierde en las urnas

madrid

| 01.02.2014 - Actualizado: 21:25 h
REDACCIÓN

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha reprochado a la izquierda que lleve a cabo "intentos de ganar en la calle lo que no han sido capaces de ganar en las urnas".

Esa actitud, que ha definido como "excusas de perdedor", ha de ser "combatida claramente" porque se trata, ha advertido, de un intento de "subvertir" el Estado de derecho.

Así se ha expresado durante su intervención en un debate sobre el papel del parlamento en el marco de la convención nacional del PP en Valladolid, donde ha compartido escenario con el portavoz de los populares en el Congreso, Alfonso Alonso, y con el presidente del partido en Navarra, Enrique Martín.

González ha advertido de que, aunque la calle "es muy importante", esta no pertenece a quienes "más gritan", sino a "todos los ciudadanos".

Ha añadido que no se puede permitir que la soberanía obtenida en las urnas "se ponga en cuestión por aquellos movimientos demagógicos".

En esta misma línea, ha reconocido que el parlamento autonómico no es el único lugar donde se puede hacer política, pero ha recalcado que es la única institución que puede "canalizar" las propuestas democráticas.

"Algunos están haciendo planteamientos al margen de las instituciones" ha afirmado, al tiempo que ha vuelto a advertir de que hay quienes "están queriendo cuestionar la institución democrática".

La democracia no está, ha insistido, en los escraches, en la violencia en las calles, o en las amenazas a los parlamentos: "No es la manera de articular la representación".

González también ha reprochado a la izquierda su "doble vara de medir", por cuestionar la legitimidad de la Asamblea de Madrid en la aprobación del plan sanitario regional -que esta semana dejó sin efecto la Comunidad de Madrid- y, al mismo tiempo, apoyar la legitimidad de la cámara catalana para vulnerar la Constitución.

Sobre ese debate, ha afirmado que ningún parlamento autonómico puede arrogarse "la representación y capacidad de decidir por el resto de España", porque esas cámaras únicamente representan, ha dicho, a los ciudadanos de su región.