González presenta el plan de inclemencias invernales

Para evitar que la nieve o hielo en las carreteras pueda generar problemas de movilidad

Se dispone de 56 máquinas quitanieves, 260 profesionales y más de 5.000 toneladas de sal

madrid

| 04.12.2013 - Actualizado: 15:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha presentado este miércoles el Plan de Inclemencias Invernales 2013-2014, dotado con 56 máquinas quitanieves, 16 retroexcavadores, 260 profesionales de conservación y hasta 3.200 efectivos con Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja, durante una visita al centro de conservación de carreteras de La Cabrera.

Según ha explicado el presidente, el objetivo del plan es evitar que la nieve y la formación de placas de hielo sobre la calzada puedan poner en peligro la seguridad vial de los madrileños y éste se prolonga durante seis meses, con una etapa de alerta por especial incidencia que se extiende desde el mes de diciembre hasta el próximo 31 de marzo.

La Comunidad mantiene activado desde el pasado 1 de octubre todos los equipos de conservación de carreteras y emergencias. Cabe destacar que las primeras nevadas del pasado mes de noviembre han supuesto ya esparcir más del doble de toneladas de sal que en el mismo periodo del año anterior, utilizando en seis días (del 16 al 18 y del 27 al 29 de noviembre) casi 900 toneladas, frente a las 430 toneladas de noviembre de 2012.

Además de la dotación de equipos, el presidente ha señalado la importancia de los 9 centros de fabricación de salmuera (cuatro más que el año pasado), que permiten una actuación "mucho más cercana, barata y eficiente". Según González, produciendo esa sal la Comunidad se está ahorrando un 80 por ciento de los costes.

Dentro de esta campaña se distribuyen 5.000 toneladas de sal, a través de 39 puntos desde los que se distribuye a todos los municipios de la región, 26 silos y 13 naves, para el acopio de la misma.

El presidente ha destacado también otros medios, como los sensores de frío bajo el pavimento en puntos especialmente sensibles de las carreteras y las estaciones meteorológicas, que igualmente permiten actuar de manera más eficiente y, al mismo tiempo, medioambientalmente sostenible, al poder identificar tramos concretos, ya que la sal deteriora fuertemente el pavimento y sus alrededores.

OLABORACION CON LOS AYUNTAMIENTOS

Por otro lado, González ha indicado que por cuarto año consecutivo el Gobierno regional ha elaborado un protocolo coordinado con los ayuntamientos, cuyo objetivo es establecer unos criterios de actuación conjunta para minimizar los problemas que pudieran sufrir las carreteras y vías urbanas de la región en caso de producirse grandes nevadas y evitar situaciones de riesgo tanto para los conductores como para los vecinos.

Este protocolo establece como prioritario garantizar el acceso a los hospitales y centros de salud, así como la movilidad de los principales nudos de comunicación. En este sentido, serán prioritarias a la hora de actuar las vías de alta capacidad, aquellas que sirven de acceso al área metropolinatana de Madrid y núcleos de población importantes, a los transportes públicos y al aeropuerto; las circunvalaciones de Madrid y los enlaces con estas circunvalaciones y las vías de alta capacidad.

Asimismo, la coordinación entre la Dirección General de Carreteras y el Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha permitido elaborar un Plan de Actuaciones ante emergencias en el transporte que permita responder con rapidez y eficacia ante cualquier incidencia, tras realizar un exhaustivo análisis de las líneas de transporte interurbano y estudiar los protocolos que garanticen la movilidad en todas las zonas.

Igualmente, ante las nevadas o temperaturas extremadamente bajas que puedan derivar en situaciones de emergencia que requieran una respuesta inmediata de los servicios de Protección Civil, se activa el Plan de Protección Civil ante Inclemencias Invernales, que divide la región en tres zonas en función del número esperado de días de nieve al año para procurar una intervención más rápida y eficaz: zona de riegos máximo, donde nieve más de 20 días al año (Sierra de Guadarrama); de riesgo medio, donde nieva entre 5 y 20 días al año (desde San Martín de Valdeiglesias hasta La Cabrera) y de riesgo mínimo, con menos de 5 días de nieve al año (el aérea metropolitana y la cuenca del Tajo).

A su vez, clasifica las emergencias en función de su gravedad en cuatro niveles: Nivel 0, relativo a situaciones de preemergencia que podrían dar lugar a niveles de alerta superiores; Nivel 1, en el que se requiere la intervención de los medios del plan; Nivel 2, en el que quedan cortadas las carreteras y aisladas las poblaciones y Nivel 3, que declara el Ministerio del Interior al estar en juego el interés nacional.

CONCIENCIACION CIUDADANA

Finalmente, González ha subrayado la importancia de la colaboración de los ciudadanos y su concienciación sobre la necesidad de llevar cadenas, llenar el depósito de gasolina, tener el móvil cargado y conducir con precaución. El plan está coordinado por las consejerías de Presidencia y de Transportes, Vivienda e Infraestructura, cuyos responsables, Salvador Victoria y Pablo Cavero, respectivamente, han asistido a la presentación.