González pide que los diputados representen más a los ciudadanos que a los partidos

Aboga por conseguir una "mayor proximidad" entre los ciudadanos y sus representantes

Plantea la creación de 43 distritos electorales para elegir de forma directa su diputado

PSM, IU y UPyD consideran que la reforma planteada no cabe en el Estatuto ni en la Constitución

madrid

| 11.06.2014 - 11:46 h
REDACCIÓN

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado que actualmente tanto los diputados nacionales como los regionales y los senadores representan más a los partidos que a los ciudadanos, por lo que ha abogado por una reforma del sistema electoral para conseguir una "mayor proximidad" entre los ciudadanos y sus representantes.

González se ha pronunciado en este sentido durante su comparecencia, a petición propia, en la Comisión de Estudio para una Reforma del Sistema Electoral de la Comunidad de Madrid, que clausura la ronda de comparecientes, que ha contado con una primera fase institucional, en la que comparecieron los tres expresidentes regionales, Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz-Gallardón y Joaquín Leguina, seguida de una fase técnica y otra abierta a la sociedad.

"Hoy, creo que hay que reconocerlo, la mayoría de los diputados nacionales, regionales y senadores son más representantes de los partidos que de los propios ciudadanos", ha manifestado González, quien ha agregado que terminar con "esta paradójica situación" sería "un gran paso para acabar con la lejanía que sienten los ciudadanos hacia la política y las instituciones".

La reforma defendida por el presidente del Gobierno y el partido que sustenta al Ejecutivo establece que los ciudadanos voten en listas abiertas al menos a un tercio de sus representantes, junto con una reducción del número de diputados de la Asamblea, que actualmente cuenta con 129 diputados, un número que puede crecer cada Legislatura y que González ha calificado de "excesivo".

Para ello, los populares plantean la creación de 43 distritos electorales en cada uno de los cuales los ciudadanos podrían elegir de forma directa su diputado, que se convertiría en representante ante la Asamblea y al que podrían hacer llegar sus propuestas.

A este respecto, el presidente regional ha señalado que "la reforma del sistema electoral pasa, inevitablemente, por hacer más personal la relación entre elegibles y electores, para que los ciudadanos conozcan a sus representantes y puedan transmitirles directamente sus problemas y sus necesidades".

Asimismo, ha asegurado que la propuesta de reforma electoral presentada por el PP es "proporcional, neutral y respetuosa" con los resultados electorales actuales y "no es un sistema que favorezca a nadie en concreto", sino al hecho de que todos los partidos elijan a los mejores candidatos y a los más cercanos a los ciudadanos.

González ha justificado la necesidad de reformar el actual sistema electoral ante la "desafección de muchos ciudadanos hacia la política, los partidos y las instituciones", y el "desapego", tal y como han vuelto a demostrar las elecciones europeas con más de un 50 por ciento de abstención.

En este sentido, ha recordado a los diputados que ya perdieron en 2005 la oportunidad para mejorar el sistema de representación con otra iniciativa del PP, y ha dicho que si la hubieran llevado adelante en ese momento "ese distanciamiento a lo mejor no se hubiera producido". Así, aunque ha reconocido que "no existe una predisposición" por parte de los diputados, ha asegurado que "es el momento de hacer una reflexión sobre la conveniencia de hacer esa modificación".

BUSCANDO EL CONSENSO

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Iñigo Henríquez de Luna, ha limitado a una "propuesta técnica" la posibilidad de una reforma del modelo electoral en Madrid apoyada solo por el PP y ha apelado al consenso para cambiar las "reglas de juego" tras las críticas de la oposición a esta vía.

Henríquez de Luna se ha expresado a favor del acuerdo político en la reforma electoral al término de los trabajos de la comisión de estudio para la revisión del sistema en la Comunidad de Madrid, que hoy ha cerrado con su intervención el presidente autonómico, Ignacio González.

Durante las intervenciones en el debate, los portavoces de PSM, IU y UPyD han advertido de su oposición a una hipotética reforma electoral con el apoyo único del PP, tras informaciones que apuntan que el PP valoraría someter la reforma a votación por mayoría no cualificada al considerar que no afecta al estatuto de autonomía.

Preguntado sobre estas informaciones, Henríquez de Luna ha explicado que dos expertos que han comparecido en la comisión a petición del PP -el catedrático de la UNED Carlos Vidal Pardo y el letrado Enrique Arnaldo- han sostenido que es posible introducir en la ley electoral autonómica madrileña la reforma por la que aboga su partido sin retocar el estatuto de autonomía.

Al no ser necesaria la revisión del estatuto, según esta "propuesta técnica" de los especialistas, el PP no necesitaría la mayoría de dos tercios de la cámara -y, por tanto, del apoyo de otros grupos- para aprobar la reforma, sino que la mayoría absoluta con que ya cuenta sería suficiente.

Henríquez de Luna ha indicado que, según esta propuesta técnica de los expertos, introducir la reforma que defiende el PP podría ser un trámite "más fácil" porque solo bastaría cambiar la ley electoral. No obstante, ha apostillado que el PP tiene "en cuenta" esta posibilidad pero siempre ha defendido que las reglas de juego se tienen que aprobar y cambiar por consenso.

Frente a esta hipótesis del PP, los partidos de la oposición consideran que la vía unilateral de reforma planteada por estos dos expertos no cabe no cabe ni en el estatuto de autonomía de Madrid ni en la Constitución. Además, tanto PSM como IU y UPyD han indicado que se opondrán frontalmente a esta posibilidad si el PP pretende llevarla a cabo, incluso acudiendo a los tribunales.