González: Los hospitales de gestión externa han atendido miles de casos sin quejas

La Comunidad cifra en el 36,29% el seguimiento de la huelga de médicos y residentes

Lasquetty admite que "la huelga ha afectado sin duda a los servicios"

Gómez exige a González que rectifique "con carácter inmediato" la "privatización" sanitaria

madrid

| 28.11.2012 - 14:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha cifrado el seguimiento de la huelga de este miércoles entre médicos y residentes en el 36,29 por ciento, aglutinando atención primaria y hospitales, según ha informado un portavoz de la Consejería de Sanidad. En el caso de la atención primaria, el seguimiento se habría situado en el 13,75 por ciento respecto al 43,35 por ciento del martes. Y en hospitales, del 40,84 por ciento este miércoles frente al 50,76 del martes. Los sindicatos anuncian nuevas movilizaciones y la comunidad ofrece diálogo y recuerda que el modelo de gestión externa de los hospitales ya funciona en otras Comunidades, como Andalucía.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado que los tres hospitales que funcionan con gestión externalizada (Torrejón, Valdemoro y Móstoles) han realizado más de 52.000 intervenciones quirúrgicas y atendido más de medio millón de urgencias y no ha habido "ni una sola queja".

González ha hecho estas afirmaciones el día en que se cumple la tercera jornada de huelga de los médicos de la sanidad madrileña, convocada por el sindicato AFEM en protesta por los ajustes que quiere realizar el Gobierno regional en el sistema público de salud.

El presidente ha reiterado que la Comunidad no va a privatizar la sanidad ni va a cobrar "absolutamente nada" a los madrileños, porque seguirán recibiendo las mismas atenciones y prestaciones, independientemente de cual sea la gestión del centro.

Ha afirmado que la huelga es "injustificada" y que "está interesada por razones políticas, por razones sindicales y, en algunos casos, por razones de tipo personal o profesional, que creo son entendibles, pero no pueden repercutir sobre la atención a los ciudadanos".

En cuanto al futuro profesional del personal sanitario que se incorpore, voluntariamente, a los centros de gestión externa, ha señalado que los que tengan consideración de funcionarios o de personal estatutario conservarán su plaza en el sistema público de salud.

En cambio, ha indicado que tanto en sanidad como en los demás servicios públicos, los trabajadores que no tienen puesto de funcionario fijo "no tienen garantizado su trabajo permanentemente", aunque "cuando los necesitemos obviamente recurriremos a ellos".

González ha recordado que la Comunidad "está dando la oportunidad también de que haya más funcionarios en el servicio público de salud" y que para eso ha convocado "una oposición de 3.500 plazas en sanidad".

AFECCION A LOS SERVICIOS

Por su parte, el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha dicho que la huelga "ha afectado sin duda a los servicios en la medida que un número de médicos no ha acudido a su puesto" y las urgencias han funcionado "con más pacientes de lo habitual", aunque los centros han tenido "menos afluencia de pacientes".

En una entrevista en Onda Cero, ha asegurado que el Gobierno se ofreció a dialogar, pero para "hacer reformas y no para lo que se está pidiendo que es no hacer ninguna reforma".

En este modelo, ha explicado, no se paga a los hospitales "por cada paciente que asisten", sino que se contrata "una cantidad por cada habitante" que el centro "tenga de referencia", con una penalización "muy importante en caso que un paciente decida acudir a otro", porque se descuenta a la empresa "el coste íntegro del tratamiento, que suele ser muchísimo más elevado que el coste per cápita" anual.

En cuanto al impacto de la huelga, el consejero ha indicado que "ha afectado a los servicios en la medida que ha habido un número de médicos que no han acudido a su puesto de trabajo". "Las urgencias han funcionado perfectamente al 100 por cien, con más pacientes de lo habitual", ha agregado.

También ha dicho que, como suele pasar siempre que hay huelga, ha habido menos afluencia de pacientes y personas que no han acudido a sus citan pensando que no les iban a atender.

Ha considerado que la población española tiene ya "bastantes huelgas" y "bastantes perjuicios para que encima le añadan el hecho de que el día que tiene cita medica vaya y no le atiendan". "Bastantes huelgas padece la población española para añadir una más", ha sentenciado.

GOMEZ EXIGE A GONZALEZ QUE RECTIFIQUE

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha instado este miércoles al presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a que rectifique "con carácter inmediato" sus medidas en favor de la "privatización" sanitaria.

"A los ciudadanos en esta comunidad independientemente que su ideología lo que nos une es que queremos un sistema sanitario público y universal. No queremos que desmantelen la sanidad. Es lo que nos une a todos y todos unidos vamos a ganar la batalla al Gobierno el PP, que esta solo en esta batalla", ha remarcado Gómez, que ha exigido a González que "rectifique con carácter inmediato" y a las empresas que están "pensando en hacer negocio" entrando en la sanidad madrileña "que no entren".

El líder del PSM se ha referido también a los presupuestos de la Comunidad para 2013, y ha considerado que son "muy graves" porque " no sólo van a marcar la política de un año sino que intentan marcar de por vida algunos servicios públicos esenciales". "Exigimos la retirada inmediata de estos presupuestos, que son una agresión a los madrileños", ha pedido el socialista, quien ha dicho que estos presupuestos tienen una "doble importancia" porque "el PP primero ensaya en Madrid y luego se lo lleva a España". "Madrid es el laborario y luego, al resto del país", ha indicado y ha criticado que estas cuentas públicas suponen "la privatización de la sanidad y el copago sanitario".