González: Es el Gobierno y no la Comunidad el que debe acabar con el paro

madrid

| 03.02.2011 - 15:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El vicepresidente regional, Ignacio González, ha dicho que el Gobierno de Madrid está dispuesto a hablar con los agentes sociales "de lo que quieran", pero ha advertido que no tiene competencias "para resolver el paro", aunque si para generar condiciones que creen empleo y eso "es lo que hace".

González ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, en relación con la petición que hicieron ayer los sindicatos para que el Ejecutivo regional convocase a los agentes sociales y a la oposición "a seguir la senda de los acuerdos alcanzados a nivel estatal" y buscar un gran pacto por el empleo en la Comunidad.

El "número dos" del Gobierno madrileño ha recordado a los sindicatos que el Gobierno central no contó con el PP a la hora de elaborar el pacto social que, según ha señalado, no le gusta a su partido "y parece que tampoco gusta mucho en general".

Ha rechazado que el Ejecutivo regional deba seguir el ejemplo del pacto social del Gobierno y "reproducir una acuerdo" similar al de las pensiones, ya que es una cuestión que "no compete" a la Comunidad, que "no tiene capacidad para regular esos asuntos".

Ha subrayado, sin embargo, que el Gobierno madrileño mantiene abierta la vía del diálogo "permanente" con los sindicatos y está dispuesto a alcanzar acuerdos en los ámbitos de su competencia.

Otra cosa, ha dicho, es la solución del problema del paro que, en su opinión, requiere de "una profundísima reforma del mercado de trabajo" de la que "no se ha hablado en el pacto" social y económico y que constituye, ha asegurado, el "verdadero drama del país".

Por su parte, ha afirmado que el Gobierno de la Comunidad está "generando las condiciones" necesarias y "al parecer no compartidas" por la oposición y los sindicatos, que hacen posible que la tasa de paro de la región esté "cada vez más lejos" de la del resto de España -"un 4 y pico por debajo", ha dicho- y que aquí "se destruya menos empleo".