González entrega un piso protegido a una familia que había sido desahuciada

1.520 pisos para familias en especial necesidad

madrid

| 20.01.2014 - 15:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Comunidad de Madrid ya ha cambiado los requisitos de acceso a 520 viviendas protegidas que estaban vacías porque no se adaptaban a la demanda de los madrileños. Lo ha hecho en seis meses y desde entonces, se han entregado 80 viviendas del Plan Joven a mayores de 35 años y se ha cambiado el uso de 440 más.

Este es el caso de la casa que se les ha asignado Charo y Román a los que el presidente autonómico, Ignacio González, ha entregado este lunes una de esas viviendas en el barrio de San Blas.

El Ejecutivo autonómico ha podido entregar estas viviendas mediante la modificación de la normativa que entró en vigor el pasado verano, cuyo objetivo era evitar que existiesen viviendas vacías, y que ha abierto la posibilidad de adjudicar viviendas del Plan Joven a colectivos que antes no tenían derecho a ellas, dando respuesta a las nuevas necesidades surgidas en el contexto actual de crisis económica

Así lo ha explicado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, durante la entrega de las llaves de su nueva vivienda a una pareja que se encuentra en situación de especial necesidad procedente de un desahucio hipotecario.

"En 2014 seguiremos apoyando a las familias que más lo necesitan y esta semana 21 familias, como la de Charo y Román, recibirán las llaves de una nueva vivienda con una renta de entre 115 y 370 euros", ha afirmado el presidente. Charo y Román, ambos enfermos, compraron una casa en 1997 en el distrito Puente de Vallecase e hicieron frente a la hipoteca hasta 2011 cuando los dos perdieron el trabajo.

Desde entonces, han vivido de alquiler por 450 euros que, pese a ser una cantidad elevada para sus ingresos, no han dejado nunca de pagar. Por la nueva vivienda van a pagar una renta mensual de 205 euros, menos de la mitad de lo que pagaban.

"UN CAMBIO A LO GRANDE"

En declaraciones a los medios durante la entrega de la vivienda, Charo ha relatado que están en paro los dos desde 2011, lo que les llevó a no poder pagar la hipoteca y al desahucio. Desde entonces llevan "dos años vagando por ahí", ya que estuvieron en acogida, luego fueron donde la hermana de Román un tiempo y ahora están de alquiler.

Cuando recibieron la llamada anunciándoles de que les habían asignado el piso, Charo ha relatado que se sentaron en el sofá de su casa, se miraron el uno a otro y creyeron que les estaban "tomando el pelo". Y es que ha destacado que esta casa supuesto "un cambio a lo grande" y ahora, "por supuesto", comienzan una nueva vida.

Por su parte, el presidente ha indicado que "desgraciadamente hay mucha gente que, como consecuencia de esta crisis, está sufriendo muchas dificultades" y por eso, la Comunidad trabaja desde hace años en ayudar a las personas "que peor lo están pasando". Lo que buscan, ha apuntado, es tratar de volver a reincorporar a las familias "en una vida normal en su propio domicilio con un empleo".

En este punto, ha indicado que en 2013 han entregado 1.026 viviendas de esta naturaleza y que esta semana entregarán 21 más. "Estamos ayudando también a poder hacer frente al pago de sus alquileres", ha destacado para incidir en que ya han renegociado 7.500 alquileres a la baja. Y es que, a su juicio, "éstas son las medidas eficaces al margen de la demagogia de la 'Ley Antidesahucios'".

En su intervención, también ha señalado que este año las perspectivas son "mejores", y esperan que se consolide el crecimiento, que haya más oportunidades para realojar a personas y familias, pero también de evitar que pasen por un desahucio.

Así, ha avanzado que en los próximos meses se terminarán 1.100 viviendas más, que pondrán a disposición de todos los ciudadanos, y ha remarcado que en la región hay 27.000 viviendas de promoción pública a disposición de personas que lo necesitan.

ADAPTAR LA OFERTA A LA DEMANDA

El paquete de reformas que la Comunidad de Madrid puso en marcha en julio ha incluido entre otras novedades permitir el acceso a viviendas del Plan Joven a mayores de 35 añosGracias a ello se ha modificado la normativa de acceso a la vivienda protegida, respondiendo a las nuevas necesidades detectadas en la sociedad desde que entró en vigor la nueva normativa ya se han entregado 80 viviendas del Plan Joven a personas que superan esa edad y hay más de 3.700 solicitudes.

Las modificaciones también han incluido la posibilidad de cambiar el uso de viviendas de forma que puedan ofrecerse para venta, alquiler o alquiler con opción a compra en función de la demanda de cada momento.

Gracias a ello, estas viviendas que en algunos casos quedaban vacías por no encontrar compradores o inquilinos, ahora se ponen a disposición de familias que lo necesitan y que sí pueden pagar un alquiler adaptado a su situación económica.

Al respecto, en menos de seis meses se ha cambiado el uso de 440 viviendas después de que los promotores detectaran las preferencias de demanda. Este cambio permite que, por ejemplo, los promotores de viviendas protegidas en alquiler con opción a compra puedan cambiar el régimen al de alquiler social, con rentas algo más reducidas, ya que esta opción se adapta mejor a los inquilinos que han acudido a ellos.

MIL VIVIENDAS SOCIALES Y A JOVENES EN 2013

Además, se ha prestado especial atención a aquellas familias que tienen mayor dificultad para acceder a una vivienda por su situación económica.

En este sentido, González ha señalado que a lo largo de 2013 se han entregado 1.000 viviendas a familias en situación de especial necesidad y jóvenes. Se trata de viviendas en alquiler o alquiler con opción a compra por las que los inquilinos pagan una renta muy reducida y adaptada a sus circunstancias particulares.

González ha considerado que "la pérdida del trabajo y de la vivienda pone a muchas personas en una situación difícil de superar por sus propios medios" y, por eso, "la Comunidad de Madrid ayuda a las personas adjudicando una vivienda con una cuota de alquiler acorde a sus posibilidades".

En concreto, el año pasado se entregaron casi 600 viviendas del IVIMA y el Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS) a familias en situación de especial necesidad, así como más de 400 viviendas del Plan Joven.

TAMBIEN EN VIVIENDA LIBRE

Desde su puesta en funcionamiento, el Plan Alquila ha permitido celebrar más de 63.000 contratos de alquiler, gracias a los cuales más de 100.000 ciudadanos han encontrado una vivienda adaptada a sus necesidades.

Las soluciones que se están llevando a cabo, y en las que la Comunidad de Madrid continuará profundizando en este año 2014, están encaminadas a facilitar el acceso a una vivienda a quienes más lo necesitan y con un precio adaptado a sus posibilidades, reducir la renta en función de las necesidades de cada adjudicatario, fomentar el mercado del alquiler, dar salida al stock de viviendas disponibles evitando que queden en desuso cuando hay familias que las necesitan y dinamizar un sector económico clave como es el de la construcción.