González desmiente que pidiera una reunión a Policías sobre su ático

Recuerda que ya planteó una denuncia por "mala práctica policial"

González reafirma su disposición a ser candidato frente a los "chantajistas"

Achaca las informaciones al interés de que retire la demanda contra los policías

"Si lo que pretenden es que abandone, se equivocan radicalmente"

madrid

| 02.03.2015 - 13:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha denunciado un intento de "extorsión" policial para que retire las denuncias por la investigación abierta contra la vivienda de su propiedad en la localidad malagueña de Estepona y se ha reafirmado en su intención de ser candidato.

González ha desmentido rotundamente la información que publica hoy El Mundo, según la cual mantuvo una reunión, en noviembre de 2011, con varios mandos policiales para pedirles que no transcendiera que era el inquilino de un ático adquirido por un testaferro a través de una sociedad creada ad hoc y radicada en un paraíso fiscal.

En una rueda de prensa convocada de urgencia, el presidente ha precisado que no fue una reunión formal, sino un café a petición de los comisarios Enrique García Castaño y José Villarejo, que le informaron de que se habían iniciado actuaciones policiales en relación con su ático.

Según González, en ese encuentro, celebrado al mediodía y al que acudió acompañado por cuatro colaboradores, los comisarios le dijeron que si les facilitaba algún recibo del alquiler de la vivienda se podía evitar que esas "actuaciones policiales" salieran a la luz, lo que ha calificado de "chantaje" para tratar de encubrir una actuación policial ilegal.

"Como no tenía nada que ocultar, no caí en el chantaje que me hacía este señor, que lo que pretendía era tapar una actuación policial que, como se ha demostrado posteriormente, era ilegal", ha relatado el presidente de la Comunidad de Madrid.

LO DENUNCIÓ ANTE EL JUZGADO

Después, él mismo acudió al "juez que correspondía" -juzgado de instrucción número 47 de Madrid- para denunciar "toda la estrategia" contra él, lo que conllevó la apertura de un procedimiento ratificado por la Audiencia Nacional y por el que ha sido imputado el comisario jefe de la Policía de Marbella, Agapito Hermés, quien inició la "investigación ilegal", según el relato del presidente.

Ignacio González, quien ha admitido que se tomó un café con estos dos comisarios pero del mismo modo que se reúne con muchas otras personas por su condición de presidente regional, ha denunciado que con esta nueva información lo que se pretende es extorsionarle "una vez más" para que retire las denuncias judiciales abiertas contra esas "malas actuaciones policiales".

"Lejos de que alguien pretenda que yo retire las denuncias policiales, me reafirmo todavía más en este tipo de actuaciones para acabar con estas malas prácticas, y pido la colaboración, y estoy seguro de que la tendré, de las autoridades del Ministerio del Interior y el amparo judicial a través de los procedimientos que tengo en marcha", ha dicho.

"LAS EXTORSIONES Y LOS CHANTAJES NO PUEDEN DECIDIR QUIÉNES SERÁN LOS CANDIDATOS"

Tras señalar que "curiosamente" esas informaciones se publican en unas fechas que coinciden con un "periodo electoral", se ha reafirmado en su "empeño" de "seguir trabajando en favor de los madrileños", es decir, de ser el candidato autonómico de su partido.

"Las extorsiones, los chantajes y las informaciones adulteradas no pueden decidir quiénes serán los candidatos", ha sostenido el presidente madrileño, quien, a preguntas de los periodistas, ha dicho que "las candidaturas las deciden los órganos de gobierno (de los partidos) y no los chantajes".

En referencia a quién podrían beneficiar estas informaciones, ha dicho que desconoce "si alguien está intentando pescar en río revuelto" y ha recordado que hace un año el Tribunal Supremo archivó todas las denuncias contra él porque no había indicios de que hubiese cometido ningún delito.

Además, preguntado por si presentará medidas concretas tras la publicación de estas informaciones, Ignacio González ha dicho que ya está "actuando contra quien está detrás de prácticas que no son admisibles", y ha pedido que se persiga, se aclare y se condene a quien haga este tipo de prácticas.

REACCIONES

Tras la rueda de prensa, el vicesecretario de Organización y director de campaña del PP, Carlos Floriano, ha señalado que el Comité Electoral de la formación estudiará "todos los elementos" para tomar la "decisión más acertada posible" sobre la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha asegurado que no le consta el intento de "extorsión" policial denunciado hoy por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, aunque puntualizó "mejor sabe él sobre esos asuntos y siempre sus explicaciones serán las más válidas".

Desde el Partido Socialista de Madrid, su portavoz en el Parlamento regional, José Manuel Franco, ha indicado que los madrileños "no pueden vivir dudando de la honradez" del presidente del Gobierno regional. En opinión de Franco, los madrileños "no pueden soportar ni un minuto más que sus gobernantes estén bajo sospecha permanente por temas que tienen que ver con la corrupción".

El portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, ha instado al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a comparecer de forma urgente para clarificar las afirmaciones del presidente de la Comunidad de haber sido víctima de "malas prácticas policiales". Para Gordo, si González realmente ha sido víctima de una mala praxis policial, lo que tiene que hacer es demandar a la Dirección General de la Policía, dado que son acusaciones "gravísimas".

Mientras que el candidato de UPyD a la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, ha criticado que el presidente regional "se exculpe" de sus presuntas irregularidades en la adquisición del ático "atacando a una institución tan importante" como la Policía Nacional.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho que Madrid no puede tener un gobierno "bajo la sospecha", y ha advertido de que, tras las elecciones, su partido no va a sentarse a hablar "con nadie que pueda estar inmerso en un proceso de corrupción política", hasta que no haya limpieza en este sentido, porque cree que los españoles no lo entenderían.