González asiste a la graduación de la 1ª promoción del Bachillerato de Excelencia

Con 85 alumnos, culmina con una nota media de 8,2

Los primeros alumnos del Bachillerato de Excelencia madrileño se muestran muy satisfechos

González: "La libertad es fundamental para conseguir la excelencia en el ámbito educativo"

madrid

| 24.05.2013 - 13:20 h
REDACCIÓN

El Presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, acompañado por la Consejera de Educación, Juventud y Deporte, Lucía Figar, han presidido el acto de graduación de la primera promoción del Bachillerato de Excelencia de la Comunidad de Madrid, que han cursado en el Instituto San Mateo.

Este pionero programa impulsado por el Gobierno regional comenzó su andadura como proyecto piloto el curso 2011-2012 en el San Mateo. El objetivo es estimular y potenciar a los alumnos madrileños más brillantes, proporcionándoles una preparación más especializada en las distintas materias.

Tras el éxito de esta iniciativa, este curso 2012-2013 se ha extendido a aulas específicas en otros cinco institutos de la región. Esta iniciativa, sumada al Programa Bilingüe, a la Zona Única de Escolarización, a la autonomía curricular o la ley de Autoridad del Profesor, sitúan a Madrid a la cabeza en materia educativa, y ponen de manifiesto el compromiso del Ejecutivo para mejorar la calidad educativa en la región.

Para estudiar esta modalidad, los alumnos tienen que haber concurrido a las pruebas de los premios extraordinarios de Educación Secundaria Obligatoria de la Comunidad o haber obtenido en las materia de Lengua Castellana y Literatura, primera Lengua Extranjera, Ciencias Sociales, Geografía e Historia y Matemáticas de cuarto de la ESO una media igual o superior a 8.

En 2º de Bachillerato, los estudiantes han tenido que realizar un proyecto de investigación. Además, aquellos que obtengan el título de Bachiller tras finalizar este Bachillerato Excelencia recibirán el correspondiente certificado acreditativo. Del mismo modo, se pueden otorgar premios de excelencia a aquellos alumnos que cursen este Bachillerato con las mejores calificaciones y hayan realizado los mejores proyectos de investigación.

RECOMPENSAR EL MÉRITO Y EL ESFUERZO

González felicitó a los jóvenes y destacó que son "el ejemplo de que recompensar el mérito y el esfuerzo es lo que asegura la igualdad real de oportunidades de todos los alumnos, vengan de donde vengan. Porque un sistema que busca la calidad y la excelencia no tiene que mirar de donde viene un alumno, sino a dónde quiere llegar”.

La Comunidad de Madrid, aseguró, persigue la excelencia en todos los ámbitos de su gestión. "En todos es importante, pero en la Educación, buscar la excelencia es una exigencia porque la educación es la mejor inversión que podemos hacer, es el mejor legado que podemos dejar a las nuevas generaciones". Por eso, continuó, en la Comunidad de Madrid llevamos años haciendo un gran esfuerzo inversor para construir nuevas infraestructuras educativas, y fuimos los primeros que impulsamos medidas para lograr la mayor calidad educativa.

La Comunidad de Madrid fue la primera región en poner en marcha los programas de bilingüismo en los colegios públicos “para que estudiar en inglés no fuera un privilegio de unos pocos”, explicó González, y prosiguió “somos los primeros que aprobamos la Ley de Autoridad del Profesor, para reconocer el trabajo de los maestros como se merecen. Pero también hemos sido los primeros que hemos exigido que para dar clase se tienen que haber aprobado las oposiciones correspondientes para asegurar la calidad de nuestros profesores”.

Además, el presidente regional incidió en que Madrid ha sido la primera región en conceder las becas de excelencia, para garantizar la igualdad de oportunidades y que se reconociera el talento de nuestros mejores estudiantes , y la primera Comunidad en poner en marcha

el Bachillerato de Excelencia, “que en su momento fue criticado tildándolo de elitista, pero que el tiempo ha demostrado que era un gran salto adelante para conseguir una educación cada vez de más calidad”.

“No es permisible seguir teniendo las cifras de fracaso escolar que tenemos –afirmó González-, pero el fracaso escolar no es solo abandonar los estudios, también es un fracaso que quienes pueda no llegar más lejos en sus estudios y lograr la excelencia no puedan hacerlo porque no haya programas como este y no saquemos el mayor rendimiento del talento de nuestros alumnos”.