Gómez pide a su partido respeto y que no entren en descalificaciones

Rubalcaba le acusó de ser un remora para su partido

madrid

| 26.08.2010 - 13:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha afirmado hoy que "nunca" va a entrar a "descalificar" a un compañero de partido ni a "faltar al respeto" a ninguno de ellos y ha pedido "neutralidad en las cuestiones orgánicas" al aparato federal de su partido.

Gómez ha respondido así al ser preguntado por las declaraciones del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ayer dijo que si el líder del PSM gana las primarias se convertiría en una "rémora para él y para el partido", por lo que apostaba por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como candidata socialista a los comicios autonómicos de 2011.

"No entremos en descalificaciones, por eso pido respeto y que seamos elegantes para que el proceso de primarias sea un debate de ideas y una oportunidad del partido para que los ciudadanos conozcan qué proponemos y sepan que somos capaces de gobernar esta Comunidad", ha señalado tras realizar una visita al distrito de la Latina.

No obstante, ha rehusado valorar las declaraciones de Rubalcaba porque su "adversario" es el PP y la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, aunque ha agregado que cada militante "es responsable de lo que dice, de sus actos y de sus palabras".

A pesar de ello ha subrayado que las opiniones individuales son "absolutamente respetables", aunque ha reiterado que la descalificación "no es el camino", por lo que ha mostrado su confianza en que el proceso de primarias sea "positivo y elegante".

"Esa es mi actitud, y yo respeto todas las opiniones, pero sí que pido dos cosas: que nadie tenga miedo a la democracia y neutralidad al aparato federal en las cuestiones orgánicas", ha precisado.

Ha insistido en que el proceso de elecciones internas que celebrarán los socialistas madrileños "fortalecerá" al partido, porque la democracia es "lo más grande que hay", y porque "lo mejor no es la opinión de uno, sino la de la mayoría".

"Yo creo en la democracia, en la opinión y en la decisión de la mayoría, que debe actuar con lealtad a sus ideas y valores, por lo que no hay que tener miedo a lo que pueda decir, porque siempre decide lo mejor", ha añadido.

Preguntado sobre la posibilidad de que su entorno promueva una figura que opte a encabezar la candidatura socialista a la Alcaldía de Madrid, ha afirmado que evaluaría esa hipótesis si hubiese un compañero que decidiese competir en primarias con el actual secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, que ya ha anunciado su intención de encabezar la lista socialista.

"Nadie promueve ninguna candidatura, pero si hay otro compañero que entiende que debe presentarse, lo valoraremos, aunque en este partido ya no existe ni familia ni corrientes, sino que tiene un proyecto nuevo, con ganas y con ilusión, que tiene un programa que se hace a la medida de los ciudadanos", ha concluido.