Gómez pide que dimita la delegada del Gobierno por su gestión de la reyerta

Sostiene que Cifuentes ha mentido y no atiende las obligaciones inherentes al cargo

El ministro de Interior ve injusto que se culpe a Policía y no a ultras por la reyerta

madrid

| 02.12.2014 - 13:53 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, por la gestión de la reyerta que tuvo lugar el pasado domingo entre aficionados del Atlético de Madrid y el Deportivo de la Coruña, que se saldó con la muerte de un hincha.

"Pedimos la dimisión porque ha mentido, en esta carrera mediática, este juego de tronos que vive internamente el PP cuenta cosas y dice cosas que no son verdad", ha dicho el líder socialista en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid.

Según ha señalado, Cifuentes "dijo que no había constancia de que esto (la reyerta) se iba a producir" y, sin embargo, hubo informaciones del Deportivo de La Coruña y de la Policía de Galicia alertando de que "al menos viajarían 50 ultras".

Para Gómez, la delegada del Gobierno "no atiende sus funciones, no atiende las obligaciones inherentes a su cargo", y ha opinado que "no solamente debería haber dado explicaciones, sino que debe abandonar su responsabilidad" al frente de la Delegación.

El portavoz del PSM ha instado a que se cumpla la Ley del deporte, que obliga a los clubes de fútbol a tener un registro de todas las peñas inscritas en cada entorno futbolístico, y opina que se debería además "indicar el perfil" de cada una de ellas.

Además, ha propuesto que la Asamblea de Madrid convoque a todos los equipos de primera y segunda división de la región para "elaborar un código ético de actuación para aislar y echar del mundo deportivo del fútbol a los violentos, a los radicales que solamente deterioran la imagen del deporte y ocasionan, como el domingo, la pérdida de vida de un ser humano".

ERRORES IMPORTANTES Y RESPONSABILIDADES

El resto de portavoces de grupos parlamentarios también se han referido a la gestión de la reyerta ocurrida el pasado domingo en las inmediaciones del Vicente Calderón, antes del partido que enfrentó al Atlético de Madrid con el Deportivo de la Coruña, en la que falleció un hombre de 43 años perteneciente al grupo ultra Riazor Blues.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, ha dicho que la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha explicado la actuación policial en este asunto "perfectamente". Además, ha incidido en que en la capital "no se tenía conciencia" de que venía un autobús con aficionados radicales desde La Coruña, por lo que cree que "difícilmente" se podía poner en marcha un dispositivo policial.

"Tanto el Deportivo como la Policía gallega alertó a la Comisión Antiviolencia y ésta no consideró relevante esa información", ha apuntado, al tiempo que ha indicado que este asunto debe servir para "sacar lecciones y mejorar de cara al futuro las medidas de prevención".

El portavoz popular ha rechazado la propuesta del PSM de elaborar un código ético de actuación en la Asamblea de Madrid con los equipos de primera y segunda división de la Comunidad porque ha dicho que la legislación sobre deporte "no es competencia" de la Cámara regional.

Por su parte, el portavoz de IU en la Asamblea, Gregorio Gordo, ha dicho que como seguidor del Atlético de Madrid le produce "náuseas" tener que soportar a este tipo de "personajes" en el campo, en referencia a los aficionados radicales.

Además, ha pedido la "máxima contundencia" a los equipos de fútbol, así como a la delegación del Gobierno en Madrid y a la policía que, en su opinión, "estuvo un poco laxa" en la gestión de la reyerta por no haberse enterado de la quedada entre hinchas violentos, entre otros asuntos.

El portavoz adjunto de UPyD en la Asamblea, Ramón Marcos, ha señalado que en la gestión de la reyerta del pasado domingo hubo "un fallo en la seguridad" ya que si los agentes policiales hubieran estado "adecuadamente informados podrían haber prevenido los hechos".

"Por parte de los poderes públicos ha habido una actuación no sé si negligente, pero no correcta porque no han impedido que ocurra un suceso grave como un fallecimiento", ha apuntado, al tiempo que ha pedido que las administraciones y los propios clubes de fútbol actúen de una manera "más contundente" con este tipo de hechos.

FERNÁNDEZ DÍAZ VE INJUSTO QUE SE CULPE A LA POLICÍA Y NO A LOS ULTRAS POR LA REYERTA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha destacado que es "injusto" que se ponga en la Policía el "foco" de los graves altercados entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo y no en los violentos que burlaron la seguridad con el objetivo de protagonizar una violenta reyerta.

En declaraciones a los periodistas, Fernández Díaz ha asegurado que los enfrentamiento entre radicales de ambas aficiones ocurridos el domingo por la mañana en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón, en la que murió un hincha gallego, se están investigando.

"Tenemos indicios de que esas personas actuaron con absoluta mala fe y burlaron todos los protocolos, desde la distribución de las entradas a cómo se comunicaron entre ellos o cómo se desplazaron a Madrid", ha subrayado el titular de Interior.

En esa línea, ha sostenido que esas actuaciones de los radicales tenían como objetivo último que se produjera ese enfrentamiento antes del partido en las cercanías del estadio atlético.

Respecto a la implicación de los clubes de fútbol para eliminar de sus aficionados a estos ultras, el ministro ha pedido contundencia y que "nadie mire para otro lado" porque es sabido que "jóvenes y no tan jóvenes" supuestamente aficionados y amparados en los colores de un equipo de fútbol "sistemáticamente incitan a la violencia, al odio, el racismo y la xenofobia".

"Esto no puede tener cabida ni en el deporte, ni el fútbol ni en los estadios", ha dejado claro Fernández Díaz quien ha reprochado que todavía haya clubes de fútbol que no eliminen de sus estadios a estos violentos y que dan amparo a extremistas de ideologías diversas.

Por eso, ha reiterado que lo sucedido el domingo debe suponer "un antes y un después" y que los equipos deben seguir la senda iniciada por clubes como el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona que ya han dado "ejemplo" en sus estadios.