Gómez recuerda al aparato de Ferraz que también está sujeto a las normas del PSOE

madrid

| 19.01.2012 - 10:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha asegurado hoy que las normas y los estatutos del PSOE están para que los cumplan todos sus miembros, "incluido el aparato", que debería velar precisamente por el respeto a las reglas de juego. Después de participar en un homenaje al alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván, fallecido hace hoy 26 años, Gómez se ha referido a la decisión que adoptó el martes el Comité Federal de Garantías del PSOE de permitir que los militantes socialistas de Móstoles puedan enviar delegados al congreso extraordinario que celebra el PSM mañana y el sábado, a pesar de que esta agrupación está disuelta.

CARTA A ZAPATERO

De hecho, Gómez ha enviado una carta al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que le pide amparo para resolver el contencioso con la agrupación de Móstoles. Según ha explicado el líder de los socialistas madrileños, fue precisamente la dirección federal del PSOE la que el pasado mes de noviembre hizo un censo en el que especificaba qué militantes podían votar en el congreso extraordinario del PSM, donde se escogerá a los 79 delegados que este partido enviará al 38º Congreso del PSOE en Sevilla.

A lo largo de toda la semana pasada se celebraron asambleas en unas 150 agrupaciones del PSM para nombrar los 900 delegados que irán al "congresillo" de este fin de semana, asambleas en las que se distinguieron dos corrientes: una partidaria abiertamente de apoyar a Alfredo Pérez Rubalcaba, y la otra que defiende la postura de la dirección del PSM de esperar a escuchar a todos los candidatos.

Militantes de Móstoles recurrieron al Comité de Garantías del PSOE para poder celebrar una asamblea y votar a sus delegados al "congresillo", pese a que su agrupación está disuelta. Gómez ha criticado que el Comité de Garantías dé la razón a esos militantes y les permita votar una vez que ya se han celebrado todas las asambleas de las agrupaciones, intentando a última hora "cambiar las reglas del juego"."Lo que tiene que hacer el aparato es velar por el respeto de las normas y los estatutos; todos estamos sujetos a las mismas normas, incluido el aparato", ha dicho, antes de señalar que ése es el mensaje que ha querido transmitir a Zapatero en la carta que le ha enviado.

Respecto a las críticas que hizo la dirección del PSM contra esta decisión del Comité de Garantías, alegando que respondían a "presiones" de la candidatura de Rubalcaba, Gómez ha opinado que "parece que el aparato tiene claro" el resultado que saldría de la agrupación de Móstoles, en favor del ex vicepresidente del Gobierno. Ha insistido en que para mejorar la democracia interna del partido, lo mejor es que en el 38º Congreso pudieran votar todos los militantes, y no sólo un grupo de delegados de cada federación, algo que "no le pareció razonable a Ferraz".

Con todo, el líder del PSM ha señalado que su partido cumplirá "escrupulosamente" las instrucciones que dicte la dirección nacional, aunque ha aprovechado para reivindicar la autonomía del PSM y la no injerencia del PSOE en sus procesos internos. También se ha referido a esta cuestión el portavoz del PSM en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky -declarado defensor de Rubalcaba-, y tras señalar que no cree que el PSOE haya sido parcial en el caso de Móstoles, ha defendido la independencia y neutralidad de la Comisión de Garantías federal.

Ha recordado, en este sentido, que ya se permitió a los militantes de Móstoles votar en otoño de 2010 en las primarias para elegir candidato a las elecciones autonómicas, y esta agrupación se decantó por Trinidad Jiménez en vez de por Tomás Gómez. "Yo soy partidario de que cuantos más participen y voten, muchísimo mejor", ha remarcado Lissavetzky, que ha opinado que si finalmente los militantes de Móstoles envían delegados al congresillo del PSM, serán unos diez o doce de un total de 900, "una gota en el océano" que cuantitativamente es "irrelevante".

Las distintas posturas que mantienen Gómez y Lissavetzky ante el Congreso del partido no se han dejado ver en el homenaje a Tierno Galván; de hecho, ambos han intercambiado elogios y Gómez ha terminado su intervención asegurando que el portavoz socialista en el Ayuntamiento y él son "amigos".